350 costureras combaten el coronavirus en Córdoba

Elaboran 7.000 mascarillas solidarias para el personal sanitario de la ciudad

0
Foto: Costureras Solidarias de Córdoba
Foto: Costureras Solidarias de Córdoba

LUCÍA MONTILLA -INSITU DIARIO

Hoy hace ya 19 días desde que Rafael Escudero, un autónomo en el sector hostelero, publicaba en sus redes sociales un cartel alertando de la necesidad de mascarillas en Córdoba. Un par de horas más tarde ya había un grupo de Whatsapp con unas 107 costureras voluntarias. Este fue el germen de las Costureras Solidarias de Córdoba, un grupo que desinteresadamente está aportando mascarillas a todo aquel que las necesita.

Según cuenta Escudero, llegó un momento en el que eran tantas voluntarias que tuvieron que crear otro grupo. La iniciativa llegó a municipios como El Carpio o Almodóvar del Río. Estas localidades actualmente tienen su propia red y se organizan de forma autónoma.

Considera que la colaboración e implicación está siendo impecable, tanto por parte de las costureras como de los empresarios textiles de Córdoba que están donando telas, gomas y todo lo que les haga falta. Además, hace dos días que la Delegación de Salud del Ayuntamiento de Córdoba les llamó para poner a «nuestra disposición los taxis de Córdoba para poder trasladar el material», explica.

Ahora mismo el equipo está compuesto por unas 350 costureras. Se organizan en cuatro grupos profesionales y 20 grupos de voluntarias repartidos en diferentes talleres de la capital. Afirma que en menos de tres semanas han producido alrededor de 7.000 mascarillas, 500 gorros y 400 batas.

Entre las costureras «te encuentras desde madres que tienen máquinas de coser hasta profesionales de la confección o jubiladas que saben coser», añade. No obstante, aunque haya más mujeres, también hay hombres implicados que están en los talleres cortando tela y ayudando en lo que pueden.

«Por el número de costureras que tenemos podemos producir unas 400 mascarillas diarias«, asegura. Esto es aproximadamente una pieza por costurera al día. Hay días en los que el ritmo de trabajo es mayor, «el jueves, por ejemplo, se produjeron 1.300 mascarillas», cuenta.

Afirma que empezaron a hacer mascarillas para sus vecinos, supermercados y para las residencias de mayores, hasta que corrió la voz . Entonces, los hospitales, centros de mayores y ambulancias se pusieron en contacto con ellos.

«Empezamos con una inversión propia y recopilamos materiales que teníamos por casa«, asegura. El compromiso era tal que «incluso las mismas costureras que tenían juegos de sábanas nuevas en su casa las utilizaban para hacer mascarillas; otras rompían portatrajes para hacer materiales», aclara.

Explica que «al principio empezamos a hacer mascarillas de una fórmula y luego los enfermeros y médicos del Reina Sofía empezaron a supervisarnos y a darnos consejos» sobre cómo deberían de hacerse las mascarillas para que el personal sanitario pudiera utilizarlas. Este material debe ser textil no tejido (TNT), que, según Escudero, es el homologado para uso sanitario.

Sin embargo, cuenta que no les está resultando fácil encontrar material TNT y que necesitan que empresarios de fuera de Córdoba se lo faciliten para poder seguir produciendo. Es por esto por lo que, a través de la Hermandad de los Dolores de Alcolea han creado una cuenta en la que están recogiendo donaciones para seguir comprando material. «Nosotros no manejamos dinero en efectivo porque queremos que todo el dinero quede bien reflejado», asegura.

Escudero comenta que hace dos días tenían unos 98 euros en la cuenta y que ayer por la mañana «nos encontramos con 1.400 euros gracias a la donación de muchos empresarios». Una vez que recaudan el dinero necesario, «llamamos a la empresa que nos abastece de tela, se corta en los talleres textiles y se reparte entre las costureras».

Foto: Costureras Solidarias de Córdoba
Foto: Costureras Solidarias de Córdoba

Actualmente están fabricando batas, gorros, patucos y mascarillas para el personal sanitario del Reina Sofía, Cruz Roja y San Juan de Dios. No obstante, también han repartido en varias residencias, a bomberos y a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Han hecho varios repartos masivos. El primero que hicieron fue a la Unidad Militar de Emergencias (UME) y se le entregaron aproximadamente 1.600 mascarillas. «También hemos donado a los bomberos de Priego de Córdoba y a Ambulancias Córdoba. Siempre gracias a donaciones de empresarios del mundo textil», añade.

Vídeo aportado por Rafael Escudero

Destaca que al estar tantas personas involucradas son muchas las solicitudes que les llegan, «hemos llegado a mandar materiales a las monjas de la Unidad de Estancia Diurna de Moriles a través de Ambulancias Córdoba». Además, le consta que un grupo de costureras ha reunido un material de plástico específico para hacer gafas protectoras.

Foto: Costureras Solidarias de Córdoba
Foto: Costureras Solidarias de Córdoba

«Cualquier empresa del sector textil que esté ahora mismo en Córdoba está colaborando donando telas, gomas, botones o bolsas de plástico», afirma. Cuenta que «hay empresas que han donado las bolsas con las que se forra el asiento del coche en el taller para no mancharlo de grasa». Según Escudero, esas bolsas de plástico son las que se están utilizando las ambulancias para transportar a los contagiados de coronavirus.

Insiste en que todo el trabajo que están haciendo es gracias a las donaciones que les llegan para comprar materiales y poder seguir aportando su granito de arena en esta lucha contra la propagación del Covid-19.

«Lo mismo que ahora nos está tocando hacer mascarillas, a lo mejor mañana cuando esto se levante nos tocará hacer bizcochos y meriendas», reflexiona.

Una de las cosas principales que hicieron fue seguir un estricto protocolo de higiene y esterilización para garantizar que el material que entregaban no estuviera contaminado. Para ello, si la costurera utiliza material de su domicilio debe asegurarse de trabajar en un «espacio protegido» y esterilizar la máquina de coser, las tijeras y todo el material que necesite. Lo ideal es que solo una persona manipule las herramientas de trabajo. Además, «tienen que ponerse su gorro, guantes y mascarillas», añade.

Todos los materiales que se confeccionan siguen el mismo procedimiento. En el caso de las mascarillas, una vez que están confeccionadas se lavan o se echan en lejía, luego se guardan en bolsas de plástico cerradas. En cada bolsa hay 20 unidades y un papel dentro con las indicaciones para su entrega.

Una vez son entregadas, se avisa a sus destinatarios de que deberían de lavarse «a 80 o 90 grados como mínimo» antes de ponérselas. En cuanto al transporte, asegura que «muchos coches patrulla nos llaman para preguntarnos si necesitamos que transporten materiales».

Según confirma Escudero, una inversión de unos 190 euros en 1.000 metros de tela puede generar que se elaboren 1.600 mascarillas. Al final, «una mascarilla cuesta céntimos» y se está ayudando a proteger a todos los cordobeses de este «bicho» bautizado como Covid-19.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here
Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.