A juicio el miércoles el jugador del Córdoba CF acusado de maltratar a su pareja

El jugador a disposición del Juzgado de Instrucción número 3

Córdoba CF

El Juzgado de lo Penal número 6 de Córdoba prevé celebrar el miércoles el juicio al jugador del Córdoba Club de Fútbol que fue detenido por la Policía Nacional el lunes 12 de septiembre por supuestamente maltratar a su pareja, quien renunció expresamente al ejercicio de acciones penales y civiles contra el acusado.

La Fiscalía ha pedido que se le condene a una pena de diez meses de prisión por la supuesta comisión de un delito de lesiones leves en el ámbito de la violencia sobre la mujer, según recoge la calificación del Ministerio Público, a la que ha accedido Europa Press.

Al respecto, detalla que el acusado, que no tiene antecedentes penales, mantiene una relación de pareja con una mujer con la que convive en un domicilio de la capital cordobesa, donde «surgió una discusión entre ellos», debido a que el jugador «tenía que marcharse a entrenar» con su equipo, mientras que su pareja «deseaba que él se quedase en casa», por lo que «se colocó frente a él, tratando de retenerlo».

Ante ello, según el fiscal, el jugador «agarró fuertemente por el cuello» a la mujer, «a la que zarandeó y golpeó en el pecho«, sufriendo ésta diversas lesiones.

Para el Ministerio Público, más allá de que la víctima haya renunciado a ejercer acciones penales o civiles contra el jugador, los hechos descritos son constitutivos de un delito de lesiones leves en el ámbito de la violencia sobre la mujer, del que es «criminalmente responsable, en concepto de autor, el acusado», sin que concurran «circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal«.

Por ello, entiende el fiscal que procede imponer la pena de prisión de diez meses y la privación de la tenencia y porte de armas por tiempo de dos años y un mes.

También considera el fiscal que hay que imponer al acusado la prohibición de aproximarse a la víctima y a su domicilio a una distancia inferior a cien metros, así como comunicar con ella, por cualquier medio, todo ello por un tiempo de un año y diez meses.

LA VÍCTIMA NO RATIFICÓ LA DENUNCIA

El jugador será juzgado después de que no se conformara con la condena inicial que solicitaba la Fiscalía para él, en el marco de las diligencias urgentes abiertas tras su detención.

En concreto, el jugador pasó el mismo día en que fue detenido a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de la capital cordobesa, en funciones de guardia, que acordó su puesta en libertad provisional y no acordó orden de protección alguna, dado que la víctima no quiso ratificar la denuncia y no declaró, actuando entonces de oficio la Fiscalía, al ver indicios de delito en los hechos que llevaron a la detención del jugador.