La amistad en tiempos del coronavirus

La pantalla del teléfono móvil se divide tantas veces como amigos quieran unirse a la conversación.

0
La amistad en tiempos del coronavirus Foto: Juan Ignacio

Todo ser humano que lleve varios días en cuarentena por el estado de alarma conoce la sensación de inquietud por no saber en qué invertir su tiempo. Si es joven, todavía más. Si juntamos estas dos cosas sale una mezcla de lo más peculiar e ingeniosa, a la que se le puede añadir un toque tecnológico que cambia por completo la forma tradicional de comunicarse.

A pesar de que ya no se hacen las quedadas de las cuatro para tomar café en el mismo bar de siempre, hay una hora en la que la pantalla del teléfono móvil se divide tantas veces como amigos quieran unirse a la conversación.

«Ayuso dijo que se iban a cerrar las universidades, al día siguiente cogí a mi perro y me monté en el AVE para volver a Puente Genil«. Así cuenta Sergio Baena su experiencia, por teléfono claro, desde la casa de sus padres en Puente Genil donde se encuentra refugiado junto a su madre, hermana y perro. Su padre solo vuelve los fines de semana porque trabaja en Málaga.

Las clases online, el teletrabajo y la reunión por videollamada con los amigos son cosas que están a la última moda. Córdoba se paraliza pero la vida sigue, y las ideas de los jóvenes, junto con las nuevas tecnologías, ayudan a traspasar fronteras.

Cualquier cosa es válida para hacer que las horas no se noten tanto

Sergio Baena

Este joven cordobés de 21 años está viviendo en Puente Genil la cuarentena como cualquier otro chico de su edad en España. Toca el piano, asiste a sus clases online, aprovecha unos minutos al día para pisar el asfalto de la calle cuando pasea a Homu, su perro, juega con su hermana y cómo no, se reúne con sus amigos de una forma distinta a la habitual. Reuniones online fruto de la situación actual. Días amenizados por conversaciones de todo tipo. «Algunos cantan, otros enseñan sus casas y otros hacen partícipes a sus mascotas, cualquier cosa es válida para que las horas no se noten tanto».

El mensaje más escrito por los jóvenes estos días

«Yo sí que intuía que esto iba a ir para largo y me volví de Madrid a Córdoba. Cuando decidí volver muchas personas me criticaron por hacerlo y nos tachaban de irresponsables a los que nos desplazábamos a nuestra comunidad autónoma; ahora son las mismas que se han acabado refugiando en sus hogares», explica Juan Ignacio Fernández Herruzo, otro joven cordobés de 21 años que decidió volver a su casa para poder pasar la cuarentena con su familia y amigos, aunque con estos últimos de una manera menos convencional.

Las anécdotas del día a día terminan siendo las protagonistas al finalizar la jornada escolar y laboral. La dimensión e importancia de las historias que Juan Ignacio y sus amigos cuentan no varía en función de las pulgadas que tienen sus pantallas. «Estoy llevando bastante bien la cuarentena porque estoy disfrutando de mis padres y de mi hermana; realmente llevaba tiempo sin estar tantos días con ellos». Es la parte positiva que saca Juan Ignacio de este estado de alarma.

La Córdoba de hoy no es la Córdoba de hace diez días. Ahora la sociedad es experta en ahogar la tos en la esquina del codo. Los jóvenes tampoco son los mismos. Aunque se han adaptado a la nueva situación también se esfuerzan para que las cosas de valor, como la amistad o familia, no cambien.

Laura Popa

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here