Andalucía entre Todos reclama una estrategia municipal contra la pobreza

Pide que se suministre apoyo alimentario a más de las 700 familias

0
Foto: Insitu Diario

El grupo político Andalucía entre Todos, representado por Manuel Ortega, ha registrado en el Ayuntamiento de Córdoba un escrito en el que reclama que se ejecute una estrategia municipal contra la pobreza para suministrar ayuda a más de las 700 personas beneficiadas con apoyos alimentarios.

Según la tasa de riesgo de pobreza de 2018, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), aproximadamente el 32% de los andaluces se encuentran por debajo del umbral de pobreza.

El umbral de pobreza se calcula como el 60% de la mediana de los ingresos anuales por unidad de consumo. La Unión Europea utiliza la tasa Arope (At Risk os Powerty or Social Exclusion) para medir la pobreza y exclusión social. En su noveno informe de octubre de 2019, establece que un 22,1% de la población andaluza se encuentra en situación de pobreza no severa y un 9,9% en pobreza severa. Además, un 50,8% alega que tiene dificultad para llegar a fin de mes.

Este baremo fijaba en 2017 el umbral de pobreza en 8.522 euros anuales per cápita. Según esta misma tasa, las personas que viven en hogares cuyo total de ingresos es inferior a 4.261 euros al año están en una situación de pobreza severa. Según los datos de renta por persona del INE, en Andalucía la renta media por persona en 2018 era de 9.258 euros.

En declaraciones a Insitu Diario, Manuel Ortega aseguraba que «la pobreza es una realidad mayor que la que el Ayuntamiento reconoce«. El portavoz de esta formación cree que hay que suministrar apoyo alimentario a más de 700 familias. «Solamente en un barrio como Las Moreras se superan tranquilamente las 700 familias que necesitan ese apoyo alimentario. Lo que no puede hacerse es que los servicios sociales elaboren una lista de solo 700 familias y así pretendan resolverlo», manifiesta.

Según los datos ofrecidos por el grupo AIS en febrero de este año, Córdoba es la provincia andaluza que ofrece una tasa más elevada de población infantil en riesgo de pobreza con un 43,1%. Además, es la cuarta provincia con la tasa más alta de España.

La situación de pobreza tanto en Andalucía como en Córdoba se va a ver agravada por la situación actual causada por la crisis sanitaria por el coronavirus. Ortega considera que tanto la pandemia como el asolamiento económico que se está dando va a incidir en que «mucha población que mantenía unos ingresos no regulados formalmente, es decir, trabajos que no funcionan con una nómina, va a ver cortados sus ingresos». Además, «mucha población se va a haber sometida a un ERTE o a una inexistencia de ingresos», continúa.

El real decreto-ley de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del Covid-19 establece que «las corporaciones locales disponen de una cantidad de igual cuantía del superávit del ejercicio 2019 para financiar las ayudas económicas y todas las prestaciones de servicios gestionadas por los servicios sociales». Por lo tanto, el Ayuntamiento puede hacer uso de este dinero en atención social por el superávit. Ortega añade que «la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible de Córdoba (EDUSI) permite incrementar bastante el número de trabajadores sociales en determinadas zonas desfavorecidas».

Ortega insiste en que no hay solo tres barrios que están en situación de pobreza, sino que son los barrios más poblados de la ciudad, los barrios de clase trabajadora, los que no alcanzan esta renta per cápita, «barrios como Las Moreras, Palmeras, Sector Sur, Guadalquivir, Campo la Verdad, pero también El Naranjo, Fuensanta, Santuario, Levante y Fátima». Estos barrios, que ya no superaban el umbral de pobreza, van a ver su situación agudizada como consecuencia de la pandemia.

Cree que «se oculta porque a nadie la interesa decir que Córdoba es una ciudad pobre. No tiene un desarrollo económico sostenible porque vive de la construcción y del turismo, pero la burbuja del turismo se acaba de pinchar«.

Según él mismo, hay recursos técnicos suficientes para hacer un censo de la pobreza en la ciudad, ya que «la pobreza no es solo la exclusión absoluta». Afirma que puede paliarse con estrategias municipales, pero «esta estrategia municipal pasa por conocer la realidad de cada barrio y estudiar la casuística de cada persona, no solo limitarse a los parámetros puros de exclusión. Por otro lado, el Instituto Municipal de Desarrollo Económico debe preparar un Programa de Trabajo Garantizado y no buscar subvenciones para realizar proyectos que luego son inexistentes», concluye.

Lucía Montilla

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here
Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.