Bienestar Social se anticipa a posibles rebrotes con una ampliación de las ayudas a domicilio para atender el confinamiento

Los nuevos programas comenzarán con un crédito inicial de 60.000 euros, pero podrá ampliarse en función del avance de la pandemia

0
FOTO: RAM

REDACCIÓN – INSITU DIARIO

El Instituto Provincial de Bienestar Social (IPBS) ha aprobado una ampliación de su programa de ayuda a domicilio para anticiparse a las necesidades extraordinarias que pudieran surgir como consecuencia de rebrotes del Covid-19 en los municipios de la provincia, especialmente entre grupos de riesgo y personas especialmente vulnerables.

El objetivo del nuevo programa, ha explicado Francisco Ángel Sánchez, presidente del organismo provincial, es «garantizar la asistencia en casos de confinamiento obligado cuando éste impida a las familias hacerse cargo de mayores o dependientes a su cargo«.

Según ha adelantado el diputado provincial, estos nuevos programas se inician con un crédito inicial de 60.000 euros, pero podrá ampliarse en función del avance de la pandemia y de las necesidades derivadas de la misma.

Además, se suman a los planes que siguen activos para paliar la máximo los efectos de la crisis sanitaria, económica y social derivada del Covid-19, como son teléfonos de atención psicológica, el Programa Provincial de Reparto de Alimentos y el de Ayuda a Domicilio de Urgencia para situaciones sobrevenidas.

El IPBS ha ampliado este programa para atender a varios supuestos derivados del confinamiento. Así, recoge la atención a personas confinadas en su domicilio por contagio o cuarentena que carezcan de apoyo familiar o social, y a usuarios de las unidades de estancia diurna y de otros recursos asistenciales que hubieran tenido que cesar su actividad por la aplicación de medidas contra el covid-19.

Francisco Ángel Sánchez ha destacado que para estas personas el programa Emergencia Covid-19 contempla hasta diez horas de asistencia a la semana por parte de los profesionales de ayuda a domicilio de los municipios.

Con esta ampliación de recursos se pretende garantizar la seguridad y bienestar de los usuarios, pero también la tranquilidad del entorno social, que podrá seguir las instrucciones de las autoridades sanitarias sin que ello genere una situación de desamparo para las personas dependientes.

Por último, y de manera paralela, el IPBS ha lanzado un nuevo programa de asistencia externa que permitirá atender a las familias que estén confinadas y a las que el aislamiento les impida realizar determinadas actividades.

Según Sánchez, “este recurso se pone a disposición de los hogares en los que no exista la posibilidad de hacer la compra a domicilio de productos de primera necesidad o farmacia, así como de aquellos que no tengan alternativa para la retirada de residuos domiciliarios o cualquier otra necesidad”.

En cuanto al procedimiento de prescripción, para simplificar los trámites se partirá de un informe del trabajador o trabajadora social que será elevado a la gerencia del IPBS, exponiendo el caso para su aprobación con la máxima celeridad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here
Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.