Era cuestión de tiempo, los ERTE 2.0 han regresado. El Gobierno de España ha llegado al acuerdo de ampliar una prórroga de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE). El nuevo texto está publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE), tras ser aprobado en el Consejo de Ministros. No obstante, la prórroga no considera las mismas medidas del primer texto promulgado. Este Real Decreto-Ley incluye algunas novedades. Exoneraciones, requisitos, nuevas modalidades de ERTE, consideraciones respecto a los posibles despidos y paro, entre otros. Además, tiene una especial consideración a la protección de los sectores a los que el estado de alarma y el paso del Covid por el país ha causado más estragos. A continuación, la guía completa sobre los nuevos ERTE.

Sobre los nuevos ERTE

Los ERTE ha sido una de las figuras clave de la crisis generada por la pandemia del coronavirus. Durante las semanas más duras del confinamiento y del Covid, se contabilizaron hasta 4 millones de trabajadores afectados.

Tras salir adelante esta medida, como causa de fuerza mayor, la primera actualización llegó el pasado 13 de mayo, cuando el BOE recogía un Decreto Ley que regulaba los ERTE hasta, al menos, el 30 de junio. La siguiente llegó el 27 de junio y los extendía hasta el 30 de septiembre. 

Por tanto, las medidas vigentes finalizaban este miércoles, 30 de septiembre, por lo que se tornaba necesaria una nueva fórmula que recogiera bajo el mismo paraguas a los más de 700.000 trabajadores que siguen ‘parados’ y los posibles nuevos afectados, en caso de rebrotes o de que se agravase aún más la crisis. 

¿Cuándo entran en vigor los nuevos ERTE?

Los nuevos ERTE entraron en vigor el pasado 1 de octubre y se mantendrán durante los próximos 4 meses, hasta el 31 de enero de 2021.

¿Qué modalidades de ERTE existen?

Fuerza mayor y causas organizativas, económicas, técnicas y de producción. Estos se prorrogan de forma automática. No obstante, a la legislación vigente se suman los ERTE por impedimento y por limitación.

Una de las novedades es que las empresas accederán a la exoneración de cuotas de la Seguridad Social si acceden al listado de los sectores más afectados por la situación del Covid-19.

Por fuerza mayor

Las empresas que se pueden acoger al ERTE en caso de fuerza mayor, son aquellas vinculadas al turismo, el comercio, la cultura y el ocio. Asimismo, las empresas que tengan menos de 50 empleados podrán exonerarse un 85% de la aportación a las cuotas. Y, para aquellas con 50 o más empleados, será del 75%.

Por impedimento 

Pero, ¿qué empresas pueden acogerse al ERTE por impedimento? Aquellas que se vean obligadas a cerrar por la situación de pandemia. Es decir, las medidas sanitarias impiden ejercer la actividad.

Estas compañías podrán ser beneficiadas con la exoneración del 100% de las aportaciones de los trabajadores, cuando tenga menos de 50 empleados. En el caso de 50 o más, será del 90%. 

Por limitación

Por su parte, las autoridades sanitarias pueden prohibir el desarrollo de algunas actividades económicas. Quiere decir que algunas medidas limitarán la actividad de la compañía. En este caso, la empresa podrá acogerse al ERTE por limitación. 

La diferencia con esta modalidad de ERTE es que, en este tipo de casos, las exoneraciones se verán reducidas según avancen los meses.

Cuando la empresa tiene menos de 50 empleados, la reducción de las exoneraciones sería del siguiente modo:

  • Octubre: exoneración del 100%
  • Noviembre: exoneración del 90%
  • Diciembre: exoneración del 85%
  • Enero: exoneración del 80%

En el caso de contar con una plantilla de 50 o más trabajadores:

  • Octubre: exoneración del 90%
  • Noviembre: exoneración del 80%
  • Diciembre: exoneración del 75%
  • Enero: exoneración del 70%
Rafa de Entre Calles adecenta la terraza de su bar/ Foto: RAM

¿Existe alguna prohibición de despedir?

Sí. Todas aquellas empresas que se encuentren en ERTE no podrán despedir a sus trabajadores. Al menos durante los primeros seis meses. Pero, ¿desde que fecha se tiene en consideración? Desde que se reincorpora el primer empleado.

Un ejemplo, si la empresa hizo un ERTE en mayo y el primer empleado se reincorporó en agosto, no podrá rescindir el contrato hasta enero de 2021, pasados seis meses.

Algunas de las novedades

Se mantienen las cuantías de las prestaciones que los trabajadores afectados por un ERTE cobraban anteriormente. Además, los pagos continuarán con el 70% de la base reguladora del salario. No obstante y como novedad, esta cifra se mantendrá pasados los seis meses y no bajará hasta el 50%, como sucedía en la legislación actual.

¿Consume el derecho a paro?

No contabilizará como paro consumido, pero hay algunas excepciones. Para aquellos trabajadores que se vean afectados por nuevas solicitudes de ERTE. Sin embargo, en el caso de que se trate de una prórroga de un ERTE anterior, el paro empezará a gastarse a partir del 1 de octubre. 

Si la persona afectada se queda sin trabajo por despido o fin de contrato antes del 1 de enero de 2022, se borrará de su expediente ese tiempo gastado durante el ERTE. 

Otras ayudas (fijos discontinuos y temporales)

A partir del 1 de octubre, podrán recibir la prestación extraordinaria quienes estuvieran en ERTE durante el periodo de actividad, o los que hayan cobrado la ayuda anterior y se les haya acabado. Estas ayudas son para aquellos desempleados que no tienen ninguna otra ayuda o subsidio. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here
Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.