Más de un millón euros destinados a la digitalización de los negocios

Delegación de empleo pone en marcha ayudas para los comercios después de la crisis del Covid-19

0
Delegado de Gobierno, Antonio Repullo

REDACCIÓN- INSITU DIARIO

La Delegación de Empleo, Formación, Trabajo Autónomo, Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad presentaba a primeros de junio a los comerciantes y artesanos cordobeses las nuevas líneas de incentivos que iban a convocarse para que pudieran ir preparando sus proyectos. Hoy el delegado de Gobierno, Antonio Repullo, y el responsable territorial de Economía, Ángel Herrador, han informado sobre la dotación provincial para Córdoba de esta nueva convocatoria de ayudas, que asciende a 1.303.068, anunciando a su vez que desde ayer ya se pueden solicitar, estando abierto el plazo hasta el próximo 3 de agosto, según una nota de prensa de la delegación del gobierno de empleo.

Repullo ha puesto de manifiesto el objetivo de estos incentivos “que pretenden favorecer la transformación digital del pequeño comercio y la artesanía, la modernización y expansión del negocio y el relevo generacional, para lo que se ha modificado sustancialmente esta orden para ofrecer al comercio minorista y la artesanía el acceso a incentivos que faciliten la reapertura de sus negocios y la adaptación al nuevo escenario que se ha abierto con el proceso de desconfinamiento”.

El comercio y la artesanía son sectores clave para la economía cordobesa, ha continuado el delegado del Gobierno, quien ha apuntado que estas nuevas ayudas “van a suponer un importante impulso para reactivar estos sectores, que han estado tan castigados en estos meses por la crisis sanitaria y económica del coronavirus y que aún están sufriendo sus consecuencias”.

«En los momentos más duros del confinamiento hemos contado con buena parte del comercio, a quien estaremos eternamente agradecidos. Pero son momentos difíciles para todos los comerciantes, por eso vamos a ayudarles desde la Junta de Andalucía. Necesitamos al comercio y los artesanos para reactivar la economía y el empleo, y vamos a hacerlo de la mano del sector» ha concluido Repullo.

Herrador por su parte ha destacado la apuesta del Gobierno andaluz por este sector, “aumentando en un 132% la cuantía destinada en 2018 por el ejecutivo de entonces, cuando la provincia gestionó algo más de 561.000 euros. “Son más de 1,3 millones de euros que quieren servir principalmente para dos cosas: la primera, ayudarles a la digitalización de sus negocios, “hoy es muy importante que los comercios vendan en internet o que sus potenciales compradores puedan acceder a traves de aplicaciones móviles o páginas web a sus productos, la digitalización es clave como mecanismo de defensa frente a la competencia muy poderosa, no solo grandes establecimientos, sino de plataformas de ventas“.

Y la segunda, según ha continuado informando Herrador, para financiar las pequeñas obras que los establecimientos se han visto obligados a hacer para adaptarse a la normativa de proximidad entre clientes y vendedores. “Nos referimos a mamparas muros pequeños, o mecanismos ventilación entre otras. Proyectos donde la Consejería de Economía anticipa el 100% de la obra, de manera que hay una anticipación de recursos y una subvención a fondo perdido. Esto es una fórma de estimular al pequeño comercio para que vuelva a su actividad normal y los negocios puedan sobrevivir al coronavirus”.

La convocatoria contempla cuatro modalidades de incentivos: transformación digital, modernización del negocio, expansión de la actividad y relevo generacional. Una misma empresa pueda acceder a todas ellas, pudiendo alcanzar la subvención los 90.000 euros.

El plazo para presentar proyectos finalizará el 3 de agosto para la transformación digital, modernización y expansión del negocio. En el caso del apoyo al relevo generacional, al tratarse de ayudas convocadas en concurrencia no competitiva, los interesados tendrán hasta el próximo 30 de septiembre de 2021 para solicitarlas.

La primera modalidad de ayudas, dirigida a financiar proyectos de transformación digital, persigue mejorar la productividad y competitividad de las pymes comerciales y artesanas a través de las TIC y el comercio electrónico. Estos fondos subvencionarán, por ejemplo, la implantación de soluciones digitales como Terminales de Punto de Venta, sistema de contadores de personas o cartelería digital. También financiará la puesta en marcha de una estrategia de comercio electrónico (e-comerce). Para esta modalidad la subvención máxima puede alcanzar los 6.000 euros por comercio o taller, ampliables hasta los 12.000 si la pyme lo implanta en varios establecimientos.

El segundo bloque, que incluye actuaciones de modernización del negocio con el objetivo de hacerlos más atractivos y captar nuevos clientes, sufragará, entre otros proyectos, obras de reforma en el local, así como la renovación de mobiliario. También recogerá la adquisición de equipamiento para la prevención de la propagación del COVID-19, como mamparas protectoras o barreras portátiles, entre otros. En este caso, la ayuda oscila entre los 15.000 euros si se trata de un establecimiento y los 26.250 euros si la inversión prevista afecta a varios locales.

El tercer grupo, centrado en la expansión de los negocios, financiará la apertura de un nuevo punto de venta comercial o un nuevo taller artesano, que podrá desarrollar la misma actividad o introducir algún tipo de variantes en su apuesta por diversificar la oferta, ofrecer nuevos servicios o implantar nuevas tendencias. Se considerará también expansión de negocio cuando una empresa que únicamente cuente con tienda online abra un punto de venta físico. Para esta categoría, se prevé una ayuda de hasta 21.000 euros por cada nueva apertura, con un máximo de dos.

La cuarta modalidad pretende favorecer aquellas acciones tendentes a asegurar el relevo generacional y a dar continuidad a pequeñas empresas comerciales o artesanas que, de otro modo, se verían abocadas al cierre debido a la jubilación, la incapacidad permanente, el fallecimiento del titular u otra causa sobrevenida. Es la primera vez que se contemplan subvenciones para esta finalidad. En este apartado, se da cobertura a la elaboración de los Protocolos Familiares o los Planes de Relevo Generacional con subvenciones que varían desde los 6.000 hasta los 10.000 euros, en función del tamaño de la empresa.

Todas estas ayudas se convocan en régimen de concurrencia competitiva, salvo en la categoría de relevo generacional. Las solicitudes se valorarán en función de unos criterios que se recogen en las bases reguladoras, y que tendrán en cuenta aspectos relacionados tanto con la empresa solicitante como con el proyecto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here
Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.