No es ciudad (todavía) para guías turísticos

Retoman su actividad, aunque reconocen que la situación no es muy halagüeña

0
Guías turísticos en la Mezquita-Catedral/ RAM

MARÍA ISABEL SÁNCHEZ – INSITU DIARIO

Llegó el día. Tras más de dos meses cerrada al público, la Mezquita-Catedral de Córdoba vuelve a abrir sus puertas. El monumento cordobés por excelencia empieza a despertar de un letargo que nadie hubiera imaginado. Los días de bullicio y colas de turistas abarrotando el Patio de los Naranjos parecen ahora un recuerdo lejano. Ese era el día a día de un templo que en 2019 batió un récord histórico superando los dos millones de visitantes.

A pesar de las restricciones que la irrupción del covid-19 impuso, la actividad litúrgica nunca se ha suspendido, como ocurre desde el siglo XIII. Las misas han sido televisadas durante los días más duros del confinamiento y posteriormente se permitió el culto en el recinto con un número muy limitado de feligreses.

Con el inicio de la fase 2 de la desescalada, el templo comienza lentamente a recuperar su actividad entre geles hidroalcohólicos, arcos de seguridad y distanciamiento social. Ni siquiera la Mezquita es ajena a la nueva normalidad a la que nos toca acostumbrarnos.

Sin embargo, entre los escasos visitantes que tímidamente el edificio ha vuelto a acoger, un grupo destaca entre la columnada de jaspe y granito: se trata de los guías turísticos e intérpretes del patrimonio que, en el caso de Córdoba, conforman un colectivo de especial importancia.

Mezquita- Catedral /RAM

La mascarilla no puede ocultar la emoción en los ojos de estos trabajadores. Tras más de 70 días alejados de su espacio natural de actividad, vuelven al templo que tantas veces han dado a conocer a visitantes de todo el mundo.  Esta vez disfrutando, sin prisas, sin aglomeraciones, sin preguntas constantes, como si el templo hubiese estado esperando sólo para ellos. Así lo expresa Ana Delgado-Aguilera, de la empresa de visitas guiadas ArtenCórdoba: “Reconozco que soy dos personas distintas dependiendo de si voy al monumento a trabajar o a visitarlo. La verdad es que ha sido bastante emocionante porque una de las cosas que más valoro es el silencio y el poco bullicio.”.

Rebeca Sánchez, guía turística / RAM

Sentimiento en el que todos coinciden sin excepción, aunque admiten que a pesar de haber realizado alguna visita a puerta cerrada ahora la vivencia es agridulce. En un mayo cualquiera, el monumento estaría abarrotado de turistas pero este año la soledad de sus 1.300 columnas impresiona.

Han sido más de dos meses de angustia en los que la labor de estos profesionales se vio interrumpida de un día para otro. Sin duda, el turismo es uno de los sectores más golpeados por esta pandemia global. Por tanto, los trabajadores del mismo se encuentran en una situación de total incertidumbre: “Actualmente nos encontramos en ERTE. Es una circunstancia a la que nunca nos hemos enfrentado, genera mucha angustia. Se habla incluso de que nos saquen del ERTE por horas. Pero todo está en el aire aún”, señala Rebeca Sánchez, guía turística de la empresa citada anteriormente.

Saray Jurado, guía turistica / RAM

En este sentido, Olivia Sánchez Ansino cree que “el sector se encuentra en un proceso de asimilación de lo ocurrido. Viene una etapa bastante dura. Tengo serias dudas de que todo vuelva a la normalidad, aunque de momento estoy tranquila.”

Olivia Sánchez Ansino / RAM

Al varapalo sufrido por el cese de actividad total en estos más de dos meses hay que añadirle la incertidumbre sobre el regreso del turismo internacional. Por ello, a pesar de que el turista nacional pueda representar una esperanza para paliar los efectos de esta crisis, las perspectivas no son muy halagüeñas. Saray Jurado se pronuncia al respecto: “Julio y agosto son dos meses con mucho turismo extranjero. Un porcentaje muy alto del turismo nacional con el que trabajamos pernocta en Córdoba de camino a las playas andaluzas. Si estos desplazamientos no se producen por las restricciones de movilidad, la ciudad se va a resentir mucho.” 

Ana Delgado-Aguilera, guía turistica / RAM

Visión que comparte Adrián León, freelance del sector turístico: “Veo complicado que el turista nacional reflote la situación. En muchas ocasiones son reacios a las visitas guiadas, bien porque no quieren explicaciones muy extensas o por su precio en comparación con las audioguías.”

Adrián León, guía turístico / RAM

Sin embargo, esta labor divulgativa es fundamental para que el turista se sumerja de lleno en la historia de la ciudad. Así lo atestigua Rafael Redel, intérprete del patrimonio: “En estos meses de confinamiento he profundizado más en mis conocimientos, invirtiendo la mayor parte del tiempo en leer y ampliar formación, aspecto fundamental en nuestro trabajo.”

Rafael Redel, intérprete del patrimonio / RAM

Córdoba comienza poco a poco a recuperar el pulso del turismo. En esta vuelta a la rutina, la Mezquita recibe con los brazos abiertos a quienes esperaban impacientes la vuelta a casa. Como siempre ha hecho a través de los siglos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here
Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.