Los sindicatos se oponen al cambio en las oposiciones de Correos

La empresa ha impuesto la modificación de las bases del proceso de consolidación de empleo de 3.421 plazas

0
Foto: RAM

A pesar de la rotunda oposición de CCOO y CTA, sindicatos con más del 70% de la representación en Correos, y del resto de organizaciones sindicales, ayer, 22 de septiembre, la empresa, en una reunión sin precedentes, ha impuesto la modificación de las bases del primer desarrollo del proceso de consolidación de empleo de 3.421 plazas, perteneciente a la convocatoria de empleo de 2019, añadiendo a los idiomas inglés y árabe, que ya había impuesto con el rechazo de los sindicatos, en la fase de méritos, las lenguas cooficiales reconocidas por sus estatutos de autonomía en las comunidades autónomas de Galicia, País Vasco, Navarra, Cataluña, Islas Baleares y Comunidad Valenciana, convirtiendo el ingreso de puestos operativos básicos en un auténtico maratón lingüístico en el que han prevalecido los intereses políticos del presidente y sus directivos cercanos sobre los de gestión de la compañía y de los/as opositores que se presentan.

CCOO y CTA, de manera conjunta, se han posicionado en contra de semejante nuevo pucherazo que supone una grave discriminación de las personas interesadas en participar en este proceso, al variar la puntuación de los méritos (conocimiento de idiomas establecidos en las bases) en función de la provincia en la que participen.

Esta medida, rompe con uno de los principios básicos de la negociación, al modificar cuestiones o documentos ya cerrados, uno más de los caprichos del presidente del ente postal, Juan Manuel Serrano, que con su forma de gestionar la compañía, a modo de cortijo, está dañando seriamente la imagen de Correos, dentro y fuera de la empresa.

Solo hay que recordar lo ocurrido en el proceso de consolidación anterior, de 4.005 plazas, en el que, en un soberano pucherazo, Serrano cambió la nota de corte que había sido votada mayoritariamente por el órgano de selección.

Para ambos sindicatos, la propuesta de valorar los idiomas en puestos operativos es una bochornosa decisión, y han vuelto a insistir en la retirada del conocimiento de idiomas para un proceso de consolidación de empleo de puestos operativos, ya que, en caso de ser necesario el idioma para el desempeño de algunos puestos específicos, debe ser la empresa la que habilite en su programa de formación anual esas capacidades.

Los continuos bandazos que el presidente está dando en su gestión, están colmando el proceso de irregularidades. De hecho, en ningún proceso anterior se ha hecho ninguna modificación o propuesta de modificación de las bases ya publicadas con posterioridad al cierre de las mismas.

El argumento de la empresa de que este cambio se ha debido a presiones políticas, no hace más que confirmar que para Serrano y su equipo vale más su futuro político que la gestión de la empresa y su marca, convirtiendo la consolidación de empleo en Correos en un elemento muy vulnerable a todo tipo de impugnaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here
Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.