Bujalance sabe que «volveremos a juntarnos»

Los vecinos han decorado las calles con carteles y mensajes de agradecimientos

0

REDACCIÓN – LAURA POPA

Llega a ser asombrosa la forma en la que unos lápices de colores son el conductor de la solidaridad de toda una sociedad. La ilusión de los más pequeños se ve plasmada en dibujos, y estos, a su vez, se convierten en una fuente de motivación para los que luchan contra el coronavirus en tiempos del confinamiento. 

En la localidad de Bujalance algo ha cambiado en las calles. No, no me refiero al silencio de la soledad generada por la cuarentena. Ese hueco se han llenado con color y carteles que transmiten distintos mensajes. Unas pancartas con mayor valor sentimental que muchos cuadros, protagonistas de algunos de los museos más visitados.

 “Volveremos a juntarnos”, es uno de los avisos, tan amenazante y esperanzador como las ganas de los españoles de que todo esto termine bien. Ánimos y agradecimientos para los servicios de ayuda a domicilio, los cuerpos de seguridad del estado, sanitarios, butaneros, fruteros, y todas esas personas que, con una mascarilla como escudo, siguen trabajando por el bien común. 

Uno de los carteles de los vecinos de Bujalance

Ana Ruiz Olaya es una vecina de Bujalance, protagonista, junto a sus vecinos, de otra bonita iniciativa que ha surgido por parte de los cordobeses. “Cada vecino ha hecho un cartel en agradecimiento a las personas que siguen prestando servicio. Hemos adornado la calle” cuenta Ana.

Aquí hay niños y por lo menos cuando salimos para aplaudir a las 20.00 horas que vean el balcón de delante y la calle llena de color. La sonrisa de esos niños cuando salimos a la calle y la ven adornada no tiene precio”, así explica la vecina el origen de esta iniciativa. 

“El proceso de creación de los carteles ha servido de entretenimiento”, dice Ana. Como si de los mejores pintores galardonados se tratase, tanto los pequeños como los mayores han dado lo mejor de sí, y han sacado a flote su vena artística durante los días de confinamiento. “Todo esto a los mayores también nos ha hecho estar muy contentos”.

Vecinos de Bujalance preparando los carteles

Agradecimiento a esas personas que reparten el pan, que trabajan en residencias, que nos protegen y que nos ayudan. También el ver la cara de los pequeños”, cuenta Ana. Ese es el motor que hace que sigan surgiendo estas muestras de solidaridad. 

Tal vez ellos no lo sepan pero, al igual que esta pandemia, esos carteles también pasarán a la historia. Será una muestra de un país unido en una lucha común, y esos pequeños cuando sean mayores entenderán el trazo de la historia y la de sus colores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here
Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.