¿Hasta dónde llegará el paro en Córdoba? Cuando España comenzaba, con mucha paciencia, a ver la luz al final del túnel después de la gran crisis económica, llegaron los tiempos de la pandemia. El coronavirus ha provocado una crisis sanitaria y económica sin precedentes. En tan sólo unos meses, el mundo ha dado un giro de 180 grados hacia una nueva realidad. Según los últimos datos reales del paro registrado que ha filtrado el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) del mes de septiembre, en la provincia de Córdoba hay 84.015 cordobeses desempleados, casi un 21% más que en septiembre de 2019. Respecto a la contratación en septiembre, según los datos ministerio de Trabajo y Economía Social, el 88% de los contratos eran temporales.

Por otro lado, InfoJobs ha realizado el II Barómetro sobre Preocupaciones de los españoles en relación al Empleo. En el informe figuran cuáles son actualmente las principales preocupaciones de los españoles en materia laboral. El cierre de empresas, el salario y perder el puesto de trabajo, son las principales durante la pandemia.

¿Ha afectado la pandemia al empleo en Córdoba?

Los datos hablan por sí solos. Mayo es el mes de Córdoba, cuando crecen los contratos temporales. Y, en verano, para cubrir las vacaciones. No obstante, en mayo, 85.843 estaban inscritos como desocupados, frente a los 87.982 de abril. Unos 2.139 parados en abril encontraron trabajo, lo que supuso un leve descenso del desempleo en 2,43 puntos. Mayo y julio (-1,56%) son meses en los que el desempleo ha disminuido este año. Y los datos no son muy esperanzadores. Peor fue la situación en la capital con un descenso del paro de tan sólo un 0,45% (187 parados menos) en mayo y un 1,70% en julio, algo más elevado.

No obstante, el crecimiento del paro de febrero a marzo, tras decretar el Estado de Alarma es visible y sin precedentes. Pasó de 71.783 a 84.110 parados. Con otras palabras, el número de desempleados creció un 17,2% en marzo.

El verano no ha sido mejor. Junio comenzó con 86.137 parados (41.077 en la capital) y ha acabado con 85.740 parados, según los últimos datos del SEPE (agosto de 2020), en la provincia de Córdoba. Por otro lado, son 41.028 registrados en la capital, lo que supone casi el 48% del total de la provincia. No muy diferentes son los datos que ofrece la Encuesta de Población Activa (EPA), que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE), con 85.400.

¿Un descenso récord en septiembre?

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha adelantado que el paro registró en septiembre un descenso récord, que ha descrito como «la mejor cifra desde los años noventa». No obstante, no se puede decir lo mismo de la situación en Córdoba. El ministerio de Trabajo y Economía Social ha filtrado los últimos datos, referentes al pasado mes de septiembre. Unos 84.015 cordobeses continúan en situación de desempleo, 1.725 menos que en agosto, lo que corresponde a una reducción relativa del paro del 1,7% en la provincia.

Pero, ¿estos datos son suficientes? En el mismo periodo del pasado año, Córdoba registró 69.455 parados, un 21% menos que los datos actuales.

Número de contrataciones

Por otro lado y a nivel nacional, se han registrado 2.094.635 contratos. De ellos, 1.843.926 son contratos de carácter temporal, el 88% del total de contrataciones registradas. Otros 238.723 son contratos indefinidos (11,4%) y 11.986 de carácter formativo (0,57%).

Los contratos indefinidos de septiembre se dividen, en cuanto a la duración de su jornada, en 130.385 a tiempo completo, 73.665 a tiempo parcial y 34.673 fijos discontinuos.

Las principales preocupaciones de la población activa 

Hace tan sólo unos meses, las preocupaciones eran diferentes. Según el informe elaborado por InfoJobs, antes de la pandemia, la principal preocupación de los españoles era tener un salario no acorde a su formación y experiencia (72%). Ahora, el cierre de empresas es la primera preocupación según el 69% de la población activa encuestada.

El segundo puesto en el ranking de preocupaciones es tener un salario no acorde con la experiencia y la formación (66%) y la posibilidad de perder el empleo (61%), en tercer lugar. Hace tan sólo unos meses, estas respuestas eran muy diferentes. 

Perder el empleo, la principal inquietud entre los más jóvenes

Entre los ocupados más jóvenes (entre 16 y 24 años), perder el empleo sea su principal preocupación (70%). No obstante, esta preocupación la comparte el 61% del total de los encuestados, ocupando la tercera posición del ranking. 

Un salario no acorde con la formación y experiencia es su segunda preocupación (64%) y la tercera es el paro juvenil que preocupa al 63% de los jóvenes. En cuarta posición, los jóvenes apuntan preocuparse por un salario mínimo interprofesional (SMI) insuficiente (61%), en línea con su segunda preocupación. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here
Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.