Arrancan las obras para interconectar los embalses de La Colada y Sierra Boyera por más de 4,3 millones

Las actuaciones que se inician ahora garantizan dicho aporte y consisten básicamente en una toma flotante

Embalses

El secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, ha visitado este jueves la presa de La Colada con motivo del inicio de las obras de interconexión de dicho embalse, perteneciente a la cuenca hidrográfica del Guadiana, y Sierra Boyera, en la cuenca del río Guadalquivir. El importe máximo para la interconexión de los dos embalses es de 4.368.329,61 euros y se espera que esté operativa en enero de 2023.

El embalse de Sierra Boyera, situado en la demarcación hidrográfica del Guadalquivir –río Guadalmellato–, abastece a 24 municipios localizados en la zona norte de la provincia de Córdoba, con unos 79.000 habitantes.

A fecha actual el embalse se encuentra en situación de emergencia y, analizados los consumos mensuales y las pérdidas por evaporación, de no producirse aportaciones de importancia, se espera que en febrero del año próximo se agotaría el agua disponible.

Dicha situación unida a la ausencia de recursos subterráneos suficientes en el entorno determina como única alternativa viable para disponer de agua para satisfacer las demandas del abastecimiento la del aporte de recursos superficiales regulados desde el embalse de La Colada, ubicado en la demarcación hidrográfica del Guadiana –río Guadamatilla–.

Las actuaciones que se inician ahora garantizan dicho aporte y consisten básicamente en una toma flotante en el embalse de La Colada, de la que parte una corta conducción hasta un depósito regulador, que alimenta una estación de bombeo con una impulsión que conecta con la conducción existente –realizada en su día por la Junta de Andalucía– que llega al depósito regulador de Cuartanero, y, desde allí, a la ETAP de Sierra Boyera.

Se prevé el acondicionamiento de estas conducciones y depósito existentes, cuyo estado real no se conoce suficientemente. Y, asimismo, un refuerzo del pretratamiento en la ETAP dada la previsible diferencia de calidades de las aguas brutas a trata y las instalaciones auxiliares de suministro eléctrico.

El secretario de Estado de Medio Ambiente ha estado acompañado por el delegado del Gobierno central en Andalucía, Pedro Fernández; la subdelegada del Gobierno en la provincia, Rafaela Valenzuela; el presidente de Emproacsa, Esteban Morales, y alcaldes de la zona.

Previamente, el delegado del Gobierno en Andalucía y el secretario de Estado de Medio Ambiente han visitado unas obras en Alcaracejos y se han reunido con los alcaldes de la Mancomunidad del Valle de Los Pedroches.