AUGC reclama que se renueve el parque móvil de la Guardia Civil en la provincia de Córdoba

La Guardia Civil se ha gastado 829.000 euros en tres años para reparar y mantener los vehículos asignados a la provincia de Córdoba

0
Guardia Civil en Puente Genil
Guardia Civil en Puente Genil

Según datos oficiales obtenidos por AUGC, en la provincia de Córdoba la Guardia Civil dispone de 289 vehículos, de los que 140 −el 48%− exceden de 300.000 kilómetros o diez años de antigüedad, encontrándose ocho de ellos inoperativos y uno propuesto para baja.

A la vista de esos datos, el parque móvil de la Guardia Civil en esta provincia ha ido disminuyendo progresivamente, pasando de 327 vehículos en 2016 a 289 en 2020, y lo preocupante es que la situación no va a mejorar a medio plazo, porque ante la pregunta de AUGC respecto a previsión de próximas asignaciones, la Dirección General de la Guardia Civil ha contestado que “no se puede precisar ni el número, ni fecha aproximada de entrada en servicio de nuevos vehículos en la provincia de Córdoba”.

La propia jefatura provincial de la Guardia Civil ha reconocido recientemente que esta es una de sus principales preocupaciones actualmente, porque no se están recibiendo apenas vehículos nuevos y la flota va envejeciendo, con el elevado que ello conlleva en reparaciones y mantenimiento. Pero desde la Dirección General no se atienden las peticiones en ese sentido, y se producen situaciones como la de 2019, cuando se preveía la llegada de 12 nuevos vehículos a la provincia de Córdoba y sólo se asignaron cuatro.

La situación es grave, porque no solo se trata de que prácticamente la mitad del parque móvil excedan de 300.000 kilómetros o diez años de antigüedad, sino que además un elevado número de ellos superan con creces los 400.000 kilómetros y los quince años, llegando algunos incluso a los veinte años.

Debido a esa excesiva antigüedad y kilometraje, muchos de los vehículos sufren habitualmente averías por las que deben permanecer una gran parte del tiempo en talleres a la espera de ser reparados, por lo que las unidades afectadas se ven obligadas a usar continuamente los que quedan disponibles, recargándolos de kilómetros y generándoles el mismo problema que sufren los viejos.

De hecho, ante un requerimiento de AUGC la Dirección General de la Guardia Civil ha reconocido que durante el período de 2017 a 2019 se han invertido 829.000 euros en reparación y mantenimiento de los vehículos asignados a la provincia de Córdoba. Cuantía que viene a sumarse a 1.526.585 euros que se gastaron durante el período de 2012 a 2016 en el mismo concepto.

Resulta incomprensible e ilógico que se malgaste el dinero público en reparaciones de vehículos que en muchos casos permanecen más tiempo averiados que en uso. Hace unos meses la DGT llevó a cabo una campaña de vigilancia sobre el estado de los vehículos, y advirtió que “el riesgo de fallecer o resultar herido grave se duplica en los accidentes ocurridos con vehículos de entre 10 y 15 años en comparación a los de menos de cinco años de antigüedad”.

Sin embargo, el Ministerio del Interior y la Dirección General de la Guardia Civil no predican con el ejemplo ni muestran esa misma preocupación y nivel de exigencia respecto de sus propios vehículos, porque los guardias civiles que desarrollan dichas campañas se ven obligados en muchas ocasiones a trabajar en vehículos que precisamente superan con creces esa antigüedad y no se encuentran en condiciones idóneas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here
Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.