La temporada de caracoles llegó el pasado viernes 19 de febrero a Córdoba y durará hasta el 14 de junio. Un momento que viene pisando fuerte debido a que el año pasado el confinamiento llevó al cierre de los puestos. En cambio, la pandemia también afectará al consumo de este peculiar manjar cordobés, cuyas especialidades más pedidas son los preparados con caldo o los picantones.

Así, este año solo habrá 34 puestos repartidos por los barrios de la ciudad. La venta al público está establecida de lunes a domingo de 11:30 y las 22:00 horas. No obstante, a partir de las 18:00 horas los caracoles no se pueden consumir en el puesto y solo es posible hacer pedidos a domicilio. Así mismo, las terrazas tendrán una reducción del aforo del 75 por ciento.

Belén Tobajas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here