CCOO denuncia a la Inspección de Trabajo la «cesión ilegal» de los 36 trabajadores de Zumos Palma

Según ha lamentado el sindicato, "Zumosol se ha limitado a comunicar a los trabajadores que ahora son empleados de Cegeplas"

0
Zumosol

El Sindicato de Industria de CCOO de Córdoba ha puesto en conocimiento de la Inspección de Trabajo la situación en la que se encuentran los hasta hace unos días 36 trabajadores de la fábrica de Zumos Palma en Palma del Río (Córdoba), que comercializa la marca Zumosol, al considerar el sindicato que «se ha podido producir una presunta cesión ilegal de trabajadores».

De hecho y según ha informado el sindicato en una nota, se ha podido producir «incluso una posible actividad delictiva, en perjuicio de los derechos de los trabajadores, dado que la empresa receptora» de la fábrica, «Central Andaluza de Gestión y Suministros Plásticos, S.L., (Cegeplas), no dispone de infraestructura económica ni organizativa para explotar la fábrica, por no mencionar que carece de experiencia en el sector tal y como reconocen sus propietarios».

A este respecto, el secretario general Sindicato de Industria de CCOO de Córdoba, Agustín Jiménez, ha recordado que «el 1 de septiembre de 2020 Zumos Palma, que comercializa bajo la marca Zumosol, recuperó la fábrica de Palma del Río que había tenido arrendada desde 2017. Desde esa fecha, los trabajadores no han podido volver a trabajar ni un solo día en dichas instalaciones».

Durante este tiempo, «Zumosol no ha hecho sino cometer irregularidades e incumplimientos para con nosotros«, según han señalado en un manifiesto los trabajadores, en el que afirman que sufrieron «un primer ERTE de seis meses que la empresa incumplió en sus términos, y posteriormente un segundo ERTE, también de seis meses e igualmente incumplido».

«Incluso hemos tenido que soportar –prosigue el manifiesto– que, durante parte del tiempo que hemos estado en situación de ERTE, Zumosol arrendara las instalaciones a otra empresa que realizó la actividad de extracción de zumo que debíamos desarrollar nosotros, mientras los trabajadores consumíamos prestaciones de desempleo y percibíamos unas retribuciones muy inferiores a las que hubiéramos recibido de estar trabajando, lo que ha llevado a la Junta de Andalucía a impugnar el ERTE ante el TSJA a instancias del Servicio Público de Empleo Estatal, habiéndose suspendido el pago de nuestras prestaciones por desempleo».

Llegados a esta situación, y terminado el segundo ERTE, Zumosol, perteneciente al grupo empresarial turco propiedad de Ahmed y Zafer Toksöz, «en vez de poner en funcionamiento la fábrica, comunica a sus trabajadores que ha decidido venderla a Central Andaluza de Gestión y Suministros Plásticos, S.L.», entidad con la que los trabajadores y representantes de CCOO han mantenido una reunión en la que han descubierto que, «en realidad, la empresa no tiene ningún proyecto empresarial de futuro».

De hecho y según ha lamentado CCOO, «Zumosol se ha limitado a comunicar a los trabajadores que ahora son empleados de Cegeplas, que no se ha puesto en contacto con la plantilla para comunicarles su situación, ni cuándo vuelven al trabajo«.

De esta forma y según ha afirmado Jiménez, «Zumosol vulnera el artículo 44 del Estatuto de los Trabajadores, porque no ha preavisado a los trabajadores de su cesión a Cegeplas, no les ha informado de las condiciones económicas y sociales que suponen la cesión, y encima los cede a una empresa que no tiene actividad, y eso nos parece una cesión fraudulenta».

A este respecto, el manifiesto de los trabajadores recoge que no van a tolerar que «se pisotee» su dignidad, y que no permitirán «más esta situación de limbo laboral y que si, de forma inmediata, no se nos proporciona un plan de viabilidad de la fábrica, con financiación adecuada y proyecto de futuro que evidencie que la intención de Zumosol no es en realidad la vulneración de los derechos de los trabajadores, iniciaremos, además de las legales, las acciones sociales necesarias para hacer ver la realidad que padecemos y los perjuicios que ello supondría para nosotros, nuestras familias y la comarca».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here