CCOO y UGT estudiarán la última propuesta de la patronal para el convenio de limpieza

Los sindicatos han decidido no retomar las movilizaciones hasta la próxima reunión que tendrá lugar el próximo día 31 de marzo

Limpiadoras

Los sindicatos CCOO y UGT de Córdoba han anunciado que estudiarán la propuesta que les ha presentado este jueves la patronal del sector de la limpieza, en la reunión mantenida en el Sercla sobre el nuevo convenio colectivo, que en la provincia afecta a unas 4.000 trabajadoras, una propuesta que, «si bien no satisface las expectativas sindicales, si que supone un tímido avance en la negociación».

En concreto y según han informado ambos sindicatos en un comunicado conjunto, «la patronal ha propuesto un convenio de transición con vigencia solo para 2022, situando el salario en el SMI (933 euros mensuales por 15 pagas). Además, los empresarios proponen una subida de 100 euros lineales para aquellas trabajadoras con más antigüedad, es decir que tengan al menos cuatro trienios acumulados.

El secretario general del Sindicato del Hábitat de CCOO de Córdoba, Antonio Salazar, ha señalado que «hay que estudiar la propuesta aunque nos parece insuficiente, porque supone aplicar lo que ya les corresponde a las trabajadoras, que es el SMI, y la subida de 100 euros apenas supone nueve euros mensuales y solo para algunas de las trabajadoras».

«Sí hay que reconocer –ha proseguido– que la propuesta no toca otros conceptos del convenio actual, que es una de las líneas rojas para CCOO, que no está dispuesta a que las trabajadoras pierdan derechos».

Por su parte, el secretario general de la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo (FeSMC) de UGT Córdoba, Juan Martínez, ha valorado «el cambio de tono de la patronal con respecto a la anterior reunión» y ha reconocido que, «por primera vez, nos encontramos que nos han mostrado una propuesta en unas tablas, algo que ya es un avance con respecto a anteriores encuentros en los que solo eran palabras«. Un giro que «puede suponer el inicio del camino que debemos seguir para alcanzar un acuerdo, que, no obstante, aún está lejos, porque lo que nos han ofrecido es todavía insuficiente».

Martínez ha apuntado que aunque en su propuesta la patronal se compromete a «abonar el SMI sin retraer los complementos ya reconocidos, como el de transporte, y a no topar la antigüedad, nosotros todavía tenemos que leer la letra pequeña de esta oferta», y ha afirmado que UGT «sigue firme en su compromiso de no firmar nada que perjudique a un sector que es esencial en su funcionamiento, pero que sufre una enorme precariedad».

Como muestra de buena voluntad, y hasta la próxima reunión, que tendrá lugar el próximo día 31 del presente mes de marzo, los sindicatos han decidido no retomar las movilizaciones.