CCOO y UGT harán un pasacalles para informar sobre su rechazo a la apertura del comercio los domingos

Los sindicatos hacen hincapié en que "el sacrificio de los trabajadores merece ahora su justa recompensa en forma de una subida salarial responsable"

CCOO

El Sindicato de Servicios de CCOO Córdoba y la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de UGT de Córdoba harán un pasacalles el 15 de diciembre «para informar a la ciudadanía y al personal de los comercios de la zona centro» de la capital cordobesa sobre los motivos de su «rechazo a la ampliación de horarios comerciales, que supondría la libertad de abrir todos los domingos del año«.

Ambos sindicatos, según han informado en un comunicado conjunto, se oponen a dicha apertura libre los domingos «por el efecto negativo que tendría sobre los trabajadores del sector, que ya tienen enormes dificultades para conciliar vida laboral y familiar» y, en este sentido, las dos organizaciones sindicales han recordado que «guarderías o ludotecas no abren en festivos, por no hablar de la sobrecarga mental que supone para las personas trabajadoras no tener tiempo para desconectar del trabajo».

La apertura en festivos, además, según han lamentado ambos sindicatos, «no es la única medida abusiva que pretenden imponer las patronales del comercio, que mantienen bloqueadas las negociaciones de los convenios colectivos con propuestas basadas en la eliminación de derechos y en la precarización de las condiciones laborales».

De hecho, en el caso de Córdoba, según han señalado CCOO y UGT, «las posturas entre la parte social y la empresarial están muy distantes«, recordando los sindicatos que «el personal del comercio ha sido esencial durante la etapa más dura de la pandemia, en especial el de alimentación, y en el caso del textil y el calzado se ha registrado un importante incremento de la venta ‘on line’ (30 por ciento), por lo que no hay justificación para la congelación salarial que pretende la patronal».

Así, UGT y CCOO hacen hincapié en que «el sacrificio de los trabajadores merece ahora su justa recompensa en forma de una subida salarial responsable, que permita mantener el poder adquisitivo de las plantillas y avanzar hacia la modernización del sector de forma equilibrada».

Los sindicatos han advertido que, «en el caso de no haber cambios sustanciales en los próximos días, se adoptarán las medidas de presión que se consideren oportunas, sin descartar una convocatoria de huelga en plena campaña navideña».