La crisis sanitaria de la Covid-19 ha tenido una repercusión sin precedentes en la economía cordobesa. Los comercios de cercanía han sido algunos de los más afectados, teniendo incluso que poner fin a sus negocios. No hay mejor momento que la Navidad para conservar el comercio local de Córdoba y «porque os echaremos de menos si faltáis», aseguran los comerciantes.

Insitu Diario hace un recorrido por distintos barrios de Córdoba para conocer de cerca quiénes están al otro lado del mostrador. El negocio de moda Pedro Jiménez, el restaurante Casa Manolete Bistró, Ropita Chic, la pastelería Cañadú, la panadería San Francisco, la pescadería de la Plaza de La Mosca, la floristería Lola Flowers o la ferretería Electromoba.

Son algunos de ellos, pero hay cientos de comercios más en la capital que echan de menos a su clientela y que piden ayuda para combatir la pandemia. ¿Qué tienen que decir estas familias?

Son tantos los comerciantes que cada día se levantan para iluminar la capital con su trabajo y esfuerzo. Han demostrado estar en los peores momentos y también para sacar la mejor de las sonrisas. Durante el confinamiento no faltaron a sus puestos de trabajo y continúan con el cartel de «abierto» en sus locales esperando a todo aquel que los necesita.

Ahora es el momento de actuar y que todos los cordobeses pasen por caja para ayudar a las familias de los comerciantes. Una cadena de favores en la que el ciudadano compra en la pescadería de toda la vida, el pescadero compra en aquella panadería que tiene las teleras y las barras más buenas de la ciudad y el panadero se toma un café en el bar de la esquina.

¡Feliz Navidad y felices fiestas!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here
Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.