Condenado a cuatro meses un hombre que agredió a tres guardias civiles en la Feria de Peñarroya

AUGC lleva "mucho tiempo reclamando que se modifique el código penal para endurecer las penas por este tipo de delitos"

Peñarroya-Pueblonuevo

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Peñarroya-Pueblonuevo (Córdoba) ha condenado a un vecino de dicha localidad, por agredir a tres guardias civiles, como autor de un delito de atentado a agente de la autoridad y un delito leve de lesiones, a una pena de cuatro meses de prisión, así como a indemnizar a uno de los agentes por los daños ocasionados y las lesiones sufridas.

Según ha informado la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), sus servicios jurídicos han asesorado y representado a uno de los agentes agredidos destinado en la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia de Córdoba (Usecic), obteniendo la referida sentencia.

Los hechos tuvieron lugar durante la noche del pasado 8 de octubre, cuando un dispositivo de la Usecic de Córdoba se encontraba prestando un servicio preventivo de orden público durante la celebración de la Feria de Nuestra Señora del Rosario en Peñarroya y, al identificar a varias personas que estaban consumiendo bebidas alcohólicas en la vía pública, una mujer se negó a identificarse, profiriendo insultos contra los agentes, llamándoles «hijos de puta y perros», entre otras expresiones.

El hombre que la acompañaba acometió entonces contra uno de los guardias civiles, empujándole, y también golpeó en el pecho a otro de ellos. Además, cuando estaba siendo reducido e inmovilizado, volvió a golpear violentamente en la cara a un tercer agente, rompiéndole las gafas y una linterna, ocasionándole también lesiones que requirieron asistencia médica.

Estos hechos, según ha señalado AUGC, «corroboran que más del 40 por ciento de los accidentes que sufren los guardias civiles son consecuencia de agresiones físicas, según un informe de la dirección general del Cuerpo». Se trata de una tendencia sobre la que AUGC viene avisando «desde hace años, y la situación, lejos de solucionarse, empeora cada vez más».

De hecho, «cada semana los agentes se convierten en blanco de los delincuentes, que saben lo barato que les sale agredir a los guardias civiles y policías, con penas irrisorias e indemnizaciones que en la mayoría de los casos no se pagan al declararse insolventes los agresores».

Por ello, AUGC lleva «mucho tiempo reclamando que se modifique el código penal para endurecer las penas por este tipo de delitos», y que «se refuerce la protección jurídica, tanto a los agentes, como a sus familiares, ante las amenazas y agresiones que sufren».

Sin embargo, según ha lamentado AUGC, «el Gobierno y los grupos parlamentarios, lejos de atender esa reclamación, pretenden hacer precisamente lo contrario con su reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana, que agravará aún más la situación de indefensión que padecen los agentes».

Así lo ha denunciado públicamente «la Plataforma ‘No a la España insegura’, de la que forma parte AUGC, junto a la mayoría de asociaciones de la Guardia Civil y sindicatos de Policía, mediante una concentración ante la Subdelegación del Gobierno en Córdoba, a la que se sumarán nuevas acciones si sigue adelante la tramitación de dicha reforma legislativa».