“Confío en que los colegiados valoren quiénes somos los que estamos con ellos”

Carlos Arias, María Victoria García de la Cruz y Francisco García-Calabrés se disputan el decanato

0

Más de 35 años de ejercicio de la abogacía, su experiencia en Derecho Penal, el paso por la junta de gobierno y la labor como Defensor del Colegiado avalan la trayectoria de Carlos Arias en las elecciones del Colegio de Abogados de Córdoba, a celebrar el 20 de mayo, en las que tendrá enfrente a otros dos compañeros que también optan a este cargo. Le acompañan en esta iniciativa Helena Calvo, Rafael Ángel Alcaide, Juana María de la Rosa, Raquel del Moral, José Gómez Fernández, María Dolores Azaústre, Francisco Javier Pérez Hinojosa, José Gómez Alarcón, Lourdes Capdevila, Francisco Higuera, Rosa María Muñoz y Juan Luis F. Candel. Con este equipo pretende aunar la experiencia y la renovación con el fin que la institución colegial la formen todos los letrados “sin distinción”.

Tres candidaturas acuden a las elecciones de las que saldrán quienes rijan durante cuatro años el Colegio de Abogados de Córdoba. Carlos Arias, María Victoria García de la Cruz y Francisco García-Calabrés se disputan el decanato y el primero de ellos, entrevistado por Insitu Diario, apuesta por acercar la institución colegial a los letrados. Arias apunta que “la gente me conoce y la impronta que he tenido ha sido la cercanía a los compañeros”, y ese es el centro de su programa. Añade que “conozco los puntos débiles” del funcionamiento de la Justicia y “cuáles son los problemas” de los letrados cordobeses.

A lo largo de esta conversación desgrana sus puntos de vista sobre la experiencia profesional y la renovación que representa el grupo que encabeza, el funcionamiento del sistema judicial, los problemas del turno de oficio, el parón de la actividad en tribunales que ha supuesto el confinamiento, la Oficina Judicial…

Considera que “si en otras comunidades se paga casi el doble en el turno de oficio por el mismo trabajo, queremos que se acabe con ese agravio y se nos pague de una manera digna”. “No estamos pidiendo la luna; son cosas razonables”, concluye.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here