CSIF alerta de la situación preocupante de la Policía Local de Cabra por la falta de efectivos

Se reduce a un 40% la plantilla de la Policía Local, al pasar de 36 a 22 agentes

0
CSIF

CSIF muestra su apoyo y respaldo absoluto a la plantilla de la Policía Local de Cabra ante los complicados momentos que está atravesando en el desarrollo normal de su actividad profesional por la escasez de efectivos, por sus nefastas condiciones laborales y salariales y por la falta de una organización efectiva de un servicio de seguridad de una localidad que supera los 20.000 habitantes, pero que en verano aumenta su población debido a la llegada de egabrenses de otras partes de España para pasar sus vacaciones.

La Sección Sindical de CSIF en el Ayuntamiento de Cabra señala que en una década la plantilla de Policía Local se ha reducido casi un 40%, al pasar de 36 a 22 agentes. Del mismo modo, en ese periodo de tiempo únicamente se han convocado dos plazas de este cuerpo, “un número totalmente insuficiente para poder cubrir las jubilaciones que se han producido estos años y por la marcha de algunos efectivos a otros municipios cercanos con mejores condiciones laborales y salariales”, según resalta la central sindical.

CSIF recuerda que la media de edad del personal es muy elevada al situarse en los 46 años, superando en muchos casos los 50 años, de manera que “si no se hace nada por parte del Ayuntamiento ante la merma de la plantilla que se producirá en un breve plazo de tiempo, la situación de la Policía Local de Cabra se volverá insostenible a la hora de poder garantizar un servicio de seguridad con unos mínimos estándares de calidad a la ciudadanía”.

Como consecuencia de la escasez de plantilla, existe un sistema de horas extraordinarias que se va renovando cada año en septiembre y al que los agentes se van apuntando libremente. Ante esta situación preocupante la totalidad de la plantilla envío en diciembre de 2019 un escrito al Gobierno municipal en el que se solicitaba que se estableciera un orden lógico en este sistema de modo que los profesionales pudieran contar, al menos, con 12 horas de descanso tras una guardia y con otras medidas para que los efectivos pudieran organizar su vida laboral y personal.

Hasta la fecha de hoy no se ha recibido ninguna propuesta por parte del Consistorio, debido a lo cual en septiembre del pasado año solo se inscribió voluntariamente al listado de horas extraordinarias un tercio del personal, cuya sobrecarga laboral ha llegado ya a unos límites extenuantes. Como respuesta a este escenario, el concejal delegado de Seguridad, Tráfico, y Protección Civil del Ayuntamiento de Cabra, Guillermo González, dictó el pasado 1 de agosto unas instrucciones que han causado estupor y una mayor indignación entre los integrantes de la Policía Local.

En ese escrito el edil señala “ante la situación generalizada de falta de efectivos en las plantillas de la Policía Local y, en concreto, en nuestra localidad […] y con el fin de no tener que hacer un uso excesivo de nombramientos extraordinarios, a partir del día de la fecha y por necesidades del servicio, quedan suspendidas las licencias cuando los turnos se encuentren con tres efectivos o menos”.

CSIF

Asimismo se establece que cuando el turno de servicio se quede con dos componentes se procederá al cierre de las dependencias de la Jefatura de Policía Local, algo que ya ha ocurrido en varias ocasiones, y serán los agentes que se encuentren en la calle los que tengan que atender las llamadas telefónicas de los ciudadanos, “algo que es totalmente inviable”. “Además, hay que recordar que en la Jefatura se encuentra el 112 del municipio, de modo que cuando está cerrada este servicio de emergencias queda totalmente desatendido”.

Desde CSIF se califica de “auténtico despropósito” que el citado edil pretenda también que en los casos de que haya detenidos y solo dos agentes de servicio, estos se pongan en contacto con la Guardia Civil o la Policía Nacional para que custodien a los arrestados en estas dependencias, “una situación que no tiene sentido porque el Ayuntamiento no tiene ningún tipo de competencia en la organización de ambos cuerpos de seguridad del Estado”.

Igualmente, en el caso de que haya un detenido en la Jefatura y únicamente dos policías trabajando no se podrá atender ningún tipo de servicio o requerimiento por parte de la ciudadanía, salvo que fuera de extrema gravedad como es el caso de un accidente de tráfico con heridos, pero siempre esperando la llegada de una patrulla de la Guardia Civil o de la Policía Nacional.

Ante esta grave situación, el responsable del Sector de Administración Local de CSIF Córdoba, Enrique Luque, reclama al alcalde de Cabra, Fernando Priego, que se siente a dialogar con los representantes sindicales de la Policía Local para poder negociar las medidas a aplicar para paliar este escenario y para plantear un plan a corto y medio plazo a fin de dotar a la plantilla de suficientes efectivos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here