CSIF denuncia las numerosas deficiencias del CEIP Urbano Palma en Santaella

El sindicato hace un llamamiento a la Administración autonómica y al Ayuntamiento del municipio para que inicie aquellas actuaciones que sean necesarias

CEIP Urbano Palma, Santaella

CSIF, primera fuerza sindical de la enseñanza pública cordobesa y andaluza, se hace eco del malestar y la enorme preocupación del profesorado y las familias de los alumnos y alumnas del CEIP Urbano Palma por el mal estado que presenta el edificio principal, con más de medio siglo de antigüedad, y los graves deterioros que se han producido en las instalaciones en los últimos días coincidiendo con las recientes lluvias y que ponen en peligro la integridad física de toda la comunidad educativa.

 El responsable del Sector de Educación de CSIF Córdoba, Antonio Pachón, señala que el daño material más evidente en el centro es el desplome de un techo que se produjo hace unos días en una de las estancias que, afortunadamente, no produjo heridas a ningún alumno ni a ningún trabajador. El representante sindical destaca que este hecho se suma a las numerosas grietas aparecidas en las instalaciones el año pasado, “algo de lo que informamos en su momento tanto al Ayuntamiento como a la Delegación Territorial de Desarrollo Educativo y Formación Profesional”.

CEIP Urbano Palma, Santaella

Pachón detalla que, ante esta situación, el Consistorio clausuró la mitad de las aulas del colegio, “lo que ha obligado a dar algunas clases en dependencias que no están habilitadas para la docencia, como el gimnasio, la biblioteca o la sala de profesores”. Desde CSIF se volvió a informar al delegado territorial de Desarrollo Educativo y Formación Profesionales en una reunión celebrada en septiembre de los graves problemas de seguridad en el CEIP Urbano Palma y de otros numerosos centros en Córdoba que habían iniciado el curso escolar 2022-2023 sin haber concluido las obras de bioclimatización.

CSIF informa de que, como respuesta a estas deficiencias, la asociación de madres y padres (AMPA) han acordado que hoy no fueran los niños y las niñas al centro como señal de protesta por la situación de las instalaciones. Ante todo esto, el sindicato hace un llamamiento a la Administración autonómica y al Ayuntamiento de Santaella para que inicie en el plazo más breve posible aquellas actuaciones que sean necesarias para arreglar los desperfectos del CEIP Urbano Palma a fin de garantizar la seguridad de su alumnado y su profesorado de manera inmediata.