El ‘coworking’ conquista Córdoba: la ruta más completa

Una forma de trabajar donde los profesionales comparten un espacio de trabajo tanto físico como virtual

Coworking. Foto: Envato.

ANA ROCÍO SÁNCHEZ – INSITU DIARIO

La mayoría de las modas que aparecen en nuestra sociedad son pasajeras. Afortunadamente, otras han llegado para quedarse y marcar tendencia. Córdoba es una ciudad clásica que abre sus puertas a nuevos conceptos cada día. Es el caso del coworking. Pero, ¿qué significa exactamente este anglicismo?

Siendo conscientes del auge de Internet en los últimos años, no resulta difícil saber que hay aplicaciones para cualquier cosa. En el caso del coworking, es posible alquilar un espacio de trabajo por horas o días según lo necesites. Si bien tener una oficina es garantía de comodidad y seguridad, no siempre es posible permitírsela. Esta iniciativa posibilita a los usuarios hacerse con un espacio de trabajo dentro de otro espacio ya reservado. Se definiría como una forma de trabajar de los profesionales de los distintos sectores donde se comparte un espacio de trabajo tanto físico como virtual.

Sin duda, una peculiaridad de este modelo de trabajo es que reúne numerosos perfiles que no tienen aparente relación entre sí: desde comerciales hasta escritores pasando por autónomos o freelances. Un negocio que es novedoso en su modalidad dado su crecimiento en los últimos años, pues su demanda aumenta hasta un 24% cada año. Tanto es así, que en Córdoba capital podemos llegar a encontrar hasta seis oficinas que ofrecen este servicio:

LaZona Coworking

Esta empresa se define a sí misma como «un espacio donde trabajar en compañía y compartir proyectos, experiencia e ilusiones con otros profesionales». Acoge a trabajadores autónomos, a las pequeñas empresas y también a las personas que teletrabajan. Un espacio de trabajo para aquellos que se consideren emprendedoras y creativas, con un espíritu innovador o que, simplemente, necesite convivir con otros trabajadores.

En sus instalaciones ofrecen diversas opciones, como un puesto de trabajo con conexión a internet o el acceso a una sala de reuniones. Para garantizar la comodidad de cada trabajador también ponen a la disposición de los clientes un baño y una mini-cocina común. ¡Y todo ello por una cuota mensual de 12€ a la hora!

CoRab21

Siguiendo el recorrido de oficinas ‘coworking’ en Córdoba, la empresa CoRab21 garantiza un ambiente de trabajo moderno, joven y profesional. A pesar de colaborar con Ingesa, facilita que los trabajadores puedan disfrutar de los espacios comunes con total libertad y disponibilidad en los despachos.

Esta sucursal procura un total de 22 plazas y una sala de reuniones, así como un aula de formación y una zona de snack. Las oficinas están, además, adecuadas para todos aquellos trabajadores por cuenta propia, los conocidos ‘freelancers’ o las pymes. Asimismo, se puede disponer de una mesa desde 69€ la media jornada hasta los 145€ y teniendo en cuenta la oportunidad de asistir incluso en grupos de dos o más personas.

CECOworking

La Confederación de Empresarios de Córdoba también opta por el ‘coworking’. Para ello, ha habilitado las instalaciones del Centro de Formación, Iniciativa y Apoyo a la Actividad Empresarial para brindar un entorno adecuado a los nuevos empresarios y profesionales. Asiduos al trabajo individual, así como autónomos, pymes y startups. Fomentan, así, un clima de trabajo colaborativo, de cooperación e intercambiar ideas para crecer todos juntos.

Entre sus despachos, los ‘coworkers’ podrán optar entre acceso a zonas comunes y despachos privados. Gozar de salas de reuniones o salas formativos con acceso a Internet de alta velocidad. Proporcionan una zona de descanso, proyectores y armarios. Del mismo modo, facilitan aire acondicionado y calefacción. Parte, además, de una tarifa basada en el ahorro con precios a partir de 100€ las jornadas.

Coofinet

Esta empresa cordobesa asegura la comodidad de un espacio de trabajo íntimo y personal. Estos despachos y oficinas privadas están adecuados a las necesidades del cliente. Internet, agua, luz, comunidad o limpieza son servicios incluidos en la cuota a pagar. La posibilidad de hacerlo por horas, semanal o mensual facilita, además, el proceso de alquiler. Los precios funcionan según el tiempo y el tipo de estancia; sin embargo, a partir de 270€ la jornada el cliente se beneficia de un despacho privado.

Todos los trabajadores y empresarios cuya función se desempeñe de manera individual son los principales consumidores de este servicio. No obstante, pymes y toda persona que necesite un espacio para desempeñar su trabajo pueden aplicar a estas ofertas y tener acceso a zonas comunes. La empresa procura mantener un ambiente agradable y profesional.

Coworking Elpatio

Si hay algo típico de la capital califa es, sin duda, un patio cordobés. En este espacio de trabajo en equipo se hace posible trabajar rodeado de una arquitectura típica de las antiguas casas de Córdoba. En la casa Santo Dios se ubican estos puntos que el arrendatario podrá usar como oficina combinando incluso con algunas zonas comunes.

El objetivo es hacer que autónomos y ‘freelancers’ sientan el bienestar y la intimidad de un lugar personal pero compartido. De este modo, el ambiente que se respira es acogedor, cálido, profesional y estable. Cada servicio tiene un precio según la modalidad que se escoja; normalmente, a partir de 200€ a la semana se puede alquilar una sala.

Avansel centro de negocios

Siguiendo la línea de ‘coworking’ en Córdoba, este centro de negocios trae la mejor calidad en alquiler de espacios virtuales. ¿Cómo se hace esto? Domiciliando la empresa para ahorrar la inversión de un despacho físico. De este modo, un negocio tendrá una apariencia más profesional y avanzada usando la misma dirección de Avansel. Sin embargo, también ofertan la posibilidad de alquilar un despacho físico en pleno centro de Córdoba. Sus despachos pueden ser amueblados o sin amueblar, según las necesidades de cada cliente. Esto permite no solo compartir sala virtual, sino también sala física con otros profesionales.

En relación a lo anterior, el cliente cuenta también con alquileres de salas de reuniones disponibles, especialmente, para grupos de una misma empresa. Incluso son aptos para impartir cursos formativos o charlas. El valor de estas opciones oscila entre 10€ la hora, 50€ al mes la oficina virtual, y 150€ los despachos físicos.