Dolor pélvico, sangrados durante el embarazo y prurito son las causas más frecuentes de consultas en urgencias ginecológicas

Según ha explicado el doctor Balbino Povedano, ha recomendado acudir al hospital ante cualquier duda de padecer una patología grave

Balbino Povedano

Dolor pélvico agudo, sangrados durante el embarazo y prurito vulvovaginal son los motivos más frecuentes de consultas en urgencias ginecológicas, según ha explicado el doctor Balbino Povedano , uno de los jefes de servicio junto al doctor José Enrique Povedano, de Ginecología y Obstetricia del Hospital Quirónsalud Córdoba, y ha recomendado acudir al hospital ante cualquier duda de padecer una patología grave, sobre todo en mujeres embarazadas.

El doctor Balbino Povedano ha señalado que la primera causa de consulta en urgencias de ginecología es el prurito vulvovaginal, una patología no peligrosa pero muy molesta, en la mayoría de los casos provocada por una infección causada por cándidas.  La urgencia viene motivada por la necesidad que tiene la paciente de aliviar sus síntomas lo antes posible. La repuesta al tratamiento con antimicóticos tópicos u orales durante pocos días suele ser muy eficaz y resuelve el problema rápidamente. En ocasiones, algunas mujeres padecen candidiasis de repetición y necesitarán un tratamiento más prolongado.

Otra causa habitual de consulta en urgencias ginecológicas es el sangrado en el primer trimestre del embarazo, en la mayoría de las ocasiones no tiene trascendencia, aunque debe estudiarse para descartar un aborto y tranquilizar a la embarazada. Para ello se realiza una ecografía transvaginal que es la forma de valorar el embarazo en el primer trimestre asegurándonos de que se trata de un embarazo intrauterino y de que el embrión tiene latido. Cuando se comprueba que el embarazo evoluciona con normalidad, en la mayoría de los casos no hay que hacer tratamiento, aunque a veces se recomiendan tratamientos con progesterona, ácido acetilsalicílico u otros. Por el contrario, si en la exploración se comprueba que el embarazo embrión no tiene latido, se ponen en marcha las medidas oportunas con tratamiento médico o quirúrgico. A veces no está claro si se trata de un embarazo que progrese adecuadamente o no, en cuyo caso, la recomendación es repetir la ecografía en una o dos semanas para valorar la evolución.

El especialista ha indicado que se producen también numerosas consultas de pacientes embarazadas en el segundo o tercer trimestre con síntomas que les preocupan como dolor abdominal, manchado o sospecha de bolsa rota. “En esas situaciones siempre hay que acudir a urgencias ginecológicas porque, aunque normalmente no presentan patología urgente, en algunos casos puede tratarse de una rotura prematura de membranas (bolsa rota sin estar de parto), que requiere medidas que dependen del momento de la gestación”, ha afirmado. Si el feto está a término se procedería a la inducción al parto, en caso contrario, la paciente quedaría en observación con tratamiento antibiótico y fármacos para acelerar la maduración pulmonar fetal. Algunas embarazadas consultan por una disminución o por no percibir los de movimientos fetales, lo aconsejable es hidratarse y sentada en un sillón colocar la mano sobre el abdomen para intentar percibir los movimientos fetales, si en unos 30-60 minutos no se perciben o hay una clara disminución de los mismos se debe consultar en urgencias.

El dolor pélvico en mujer no embarazada también es una causa muy frecuente de consulta urgente, la paciente manifiesta dolor en la parte baja del abdomen, si se trata de un dolor agudo, que no mejora con reposo y analgésico, o se acompaña de mareo o sensación de enfermedad grave, aunque en muchos casos no se trata de patología ginecológica, se debe consultar para descartar una rotura folicular con sangrado interno, una torsión ovárica o un embarazo ectópico. En cualquier caso el dolor es autolimitado, mejora con analgésicos y no requiere más intervención que la exploración de la paciente y tranquilizarla.

Así, el doctor Povedano ha insistido en que “aconsejamos acudir a urgencias a las embarazadas en caso de sangrado, sospecha de bolsa rota, disminución de los movimientos fetales o contracciones uterinas rítmicas durante más de una hora. En pacientes no embarazadas en caso de dolor pélvico agudo que no mejora con analgésicos o en caso de sangrado uterino muy abundante”.

Atención personalizada

El Hospital Quirónsalud Córdoba realiza una atención personalizada de la mujer en todas las etapas de su vida, desde la infancia a la menopausia, con un exhaustivo cuidado y seguimiento del embarazo, disponiendo de un área materno-infantil con la última tecnología, tres salas de dilatación-paritorio, bañera para parto natural, Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales con ocho puestos, e Unidad Integral de Mama.

El centro cuenta con unos profesionales del más alto nivel para atender todo tipo de partos con prestigiosos especialistas de Ginecología y Obstetricia, y de Pediatría, y un experimentado equipo de matronas, lo que permite asumir los alumbramientos con todas las garantías. Asimismo, dispone de una Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales, con la máxima calificación de la Junta de Andalucía, Nivel III A, dotada con ocho puestos, así como cobertura de cirugía pediátrica durante las 24 horas. En el campo de la ginecología, el servicio de Ginecología y Obstetricia cuenta con 4 consultas, en las que se fomenta la medicina preventiva y el cribado de las enfermedades propias de la mujer, con el fin de mejorar su salud, contando con expertos ginecólogos especialmente formados en oncología, genética, menopausia, suelo pélvico y enfermedades de transmisión sexual, entre otras, para dar respuesta a las necesidades de las pacientes durante todas las etapas de su vida.