El 061 entrena a la plantilla de Futuro Singular en técnicas de reanimación y uso del desfibrilador

La formación se llevará a cabo a través de cursos eminentemente prácticos

salud_Futuro-Singular

El Centro de Emergencias Sanitarias 061 imparte a lo largo del mes de septiembre cuatro cursos en Soporte Vital Básico, Reanimación Cardiopulmonar Básica y Desfibrilación Externa Semiautomática”, dirigidos a formar a la platilla de profesionales que componen la Fundación Futuro Singular.  

El curso celebrado este viernes ha sido inaugurado por la delegada territorial en Córdoba de la Consejería de Salud y Consumo, María Jesús Botella, que ha estado acompañada por Fernando Ayuso, director del Centro de Emergencias Sanitarias 061 y por la presidenta de Futuro Singular Córdoba,  Ángela Amate.

“Esta formación tiene como objetivo proporcionar los conocimientos, habilidades y actitudes propios de los primeros auxilios y la Reanimación Cardiopulmonar básica (RCP) de acuerdo con las últimas recomendaciones internacionales”, según ha expuesto la delegada territorial de Salud y Consumo, María Jesús Botella.

La formación se llevará a cabo a través de cursos eminentemente prácticos en los que 96 profesionales de Futuro Singular Córdoba podrán reforzar su conocimiento en materia de reanimación cardiopulmonar básica y utilización de desfibrilador semiautomático. La fundación, dispone de espacios cardioprotegidos desde el año 2013 por lo que, con esta formación afianza su compromiso con la seguridad de todas las personas a las que presta apoyo.

Los cursos se desarrollarán en las instalaciones del servicio de emergencias sanitarias 061 de Córdoba, en el Hospital Los Morales (edificio anexo), en jornada de mañana de 9:30 a 14:30 horas. El contenido de esta formación, abarca las siguientes áreas: valoración de riesgos personales y ambientales antes de comenzar una RCPB, reconocimiento de la parada cardíaca a través de la evaluación de la capacidad de reacción, la apertura de la vía aérea y la evaluación de la respiración en pacientes adultos y pediátricos; reconocimiento de la respiración no efectiva como signos de parada cardíaca, maniobras de desobstrucción de la vía aérea en pacientes adultos y pediátricos, activación del sistema de emergencias, una vez reconocida la situación de parada cardíaca y compresiones torácicas de buena calidad.