El Ayuntamiento aprueba rebajar en un 2% los tributos en su «apuesta» por «la libertad»

Bellido ha celebrado que, de este modo, "se aprueba la tercera bajada fiscal de este mandato"

José María Bellido

El Pleno del Ayuntamiento de Córdoba ha aprobado este martes, con los votos favorables de PP, Cs y Vox y en contra de PSOE, IU y Podemos, las ordenanzas fiscales para el año 2022, que contemplan una bajada media ponderada de un 2% en los tributos, ya que prevé una reducción del 1,5% menos en los impuestos y del 0,5% en las tasas, y todo ello en base a la «apuesta» del gobierno municipal de PP y Cs por «la libertad».

Así lo ha destacado en una rueda de prensa previa al Pleno el alcalde de Córdoba, José María Bellido (PP), quien ha explicado que desde el gobierno municipal de PP y Cs «estamos apostando por un modelo de ciudad, por una nueva Córdoba, donde haya más libertad y menos impuestos«, lo que conlleva «más libertad para emprender, para realizar actividades económicas y de decisión también para las familias, sobre cómo gestionar sus ingresos».

En este sentido, Bellido ha celebrado que, de este modo, «se aprueba la tercera bajada fiscal de este mandato«, siendo ya «tres ejercicios fiscales de bajadas sostenidas y continuadas de los impuestos y las tasas en Córdoba«, hecho que permite que «no se resientan los servicios públicos». Según ha señalado el alcalde, la idea es que «esa bajada continuada de impuestos, que además tiene pretensión seguir en el tiempo, se pueda acompasar a la financiación de todos los servicios públicos del Ayuntamiento».

Asimismo, Bellido, que ha calificado esta reducción de impuestos como «histórica», ha subrayado que se lleva a cabo «porque fue a lo que nos comprometimos, tanto en nuestro programa electoral, como en el acuerdo de gobierno que firmamos con Cs, que también apuesta por este gobierno de más libertad y de menos impuestos». Igualmente, el alcalde ha agradecido el apoyo del grupo Vox, «que ha sido también importante y fundamental para tener la mayoría necesaria para poder aprobar estas bajadas de impuestos consecutivas» en Córdoba.

Por su parte, el teniente de alcalde de Hacienda del Ayuntamiento, Salvador Fuentes (PP), ha detallado que las ordenanzas fiscales ya aprobadas contemplan un decremento del 2,5% en el IBI de Rústica, así como la eliminación de la exigencia del recargo del 50% sobre la cuota de los inmuebles urbanos de uso residencial desocupados con carácter permanente. También ha sufrido una caída de 2,5 puntos las cuotas en el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica y se reestructura y desarrolla el régimen de bonificaciones para vehículos clasificados con distintivo medioambiental ‘0’ y ‘Eco’.

Además, en lo que respecta al Impuesto de Plusvalías, Fuentes ha explicado que «se configuran de nuevo los aspectos sustantivos y formales de la bonificación del 95% de la cuota del impuesto» para la transmisión de inmuebles ‘mortis causa’. Así, se elimina la condición acerca del período de residencia, se equipara la figura del cónyuge y se extiende la bonificación a los supuestos de transmisión de locales afectos a la actividad económica ejercida por el fallecido.

En relación a la ordenanza fiscal general, el responsable de Hacienda ha comentado que «se excepciona el cumplimiento» de los requisitos para el otorgamiento en régimen común de aplazamientos o fraccionamiento a aquellos contribuyentes «declarados en situación de necesidad extrema con derecho a percibir una ayuda de emergencia». Por último, respecto a la tasa por los servicios de mercados municipales, Fuentes ha indicado una rebaja del 20% en las cuotas de las tarifas y una reducción del 50% de la cuota de la tasa durante el primer año de actividad de la concesión del puesto.

«ADN DEL COGOBIERNO»

Por otro lado, el portavoz de Ciudadanos en el Consistorio cordobés, David Dorado, ha afirmado que esta «tercera rebaja consecutiva de impuestos» forma parte del «ADN de este cogobierno» de PP y Cs, recalcando que es esta bajada en los tributos es el «resultado de una gestión eficiente de los recursos municipales», sobre todo «teniendo en cuenta» la situación de crisis económica y sanitaria provocada por la pandemia.

Dorado ha resaltado la importancia de «no subir impuestos y hacer rebajas fiscales» con el objetivo de «activar la economía y el empleo«, ya que, tal y como ha expresado, «el dinero, en lugar de estar en las arcas de un ayuntamiento», tiene que estar «en el bolsillo de los ciudadanos para que puedan consumir y activar la economía». «Es el momento de ayudar a los cordobeses, de seguir con la ruta marcada por este equipo de gobierno, una agenda liberal y profundamente social», ha apostillado el portavoz de la formación naranja.

La portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Córdoba, Paula Badanelli, por su lado, ha explicado que el voto a favor de su grupo a las ordenanzas fiscales para 2022 responde a que «hemos conseguido algo importante como es la eliminación de las plusvalías ‘mortis causa'». Aún así, ha insistido en que «los impuestos hay que bajarlos mucho más» y ha afirmado que el alcalde que tiene «muchos más compromisos que cumplir» con Vox.

«PENOSA GESTIÓN»

Por otra parte y en nombre del principal grupo de la oposición, la portavoz del PSOE, Isabel Ambrosio, ha expresado que «nos opusimos a este proyecto de ordenanzas desde el inicio de su tramitación y, desgraciadamente, no ha habido ni un solo motivo para cambiar de opinión», pues, tal y como ha afirmado, «es una muestra más de la penosa gestión por parte del equipo de gobierno municipal», que, «de nuevo, vuelve a colocarse de espaldas a la mayoría de los cordobeses».

«No es nada nuevo», ha lamentado Ambrosio, quien ha subrayado que «llevamos dos años y medio padeciendo esta misma situación» de «nula capacidad para adaptarse a las circunstancias, ni una sola innovación para adaptarse a la situación por la que está pasando la ciudad». De este modo, las ordenanzas «se han quedado en una bajada pequeña para algunos«, un «bajo nivel de modificación que le ha permitido cosechar el apoyo de la extrema derecha».

La portavoz socialista ha afirmado el que gobierno de PP y Cs «vuelve a dejar patente que gobierna para unos pocos, no para toda la ciudad ni para una gran mayoría». «Le han vuelto a dar la espalda al comercio», a los «empresarios y a los autónomos», a «las familias más desfavorecidas» y a «la mayoría de los cordobeses porque el Ayuntamiento no cumple en tiempo y forma aquellos compromisos que adopta».

IU Y PODEMOS

En nombre de IU, su portavoz, Amparo Pernichi, ha criticado que «se produce una bajada de impuestos cuando más recursos necesita nuestro Ayuntamiento para salir al paso de la debacle que ha producido la pandemia en nuestra ciudad». Además, ha comentado que la bajada de impuestos no sigue el «criterio de progresividad» que se contempla en la Constitución Española, sino que, «básicamente, ahora paga menos el que más tiene».

Por último, la portavoz de Podemos, Cristina Pedrajas, ha remarcado que la reducción de impuestos que propone el gobierno de PP y Cs, con el apoyo de Vox, es «kamikaze» y solo «beneficia a los bolsillos más pudientes», pero a las familias que tienen menos recursos «no les supone nada». Para concluir, Pedrajas ha insistido en que desde su grupo seguirán defendiendo un sistema recaudatorio que asegure que «los que menos tienen pagan menos y que los recursos municipales sigan siendo suficientes para mantener todos los servicios públicos básicos».

Por otro lado, el Pleno del Ayuntamiento ha desestimado, con el voto favorable de todos los grupos excepto Podemos, que se ha abstenido, el recurso de reposición interpuesto por Facua a las tarifas del taxi en la ciudad de Córdoba para el próximo año 2022.