El Ayuntamiento concede 15.000 euros a un proyecto que favorece la cohesión social y fomenta la participación

Entre los objetivos específicos se encuentran: ofertar actividades, charlas, talleres, salidas, encuentros vecinales, semanas culturales o muestras interculturales, entre otras

Fachada del Ayuntamiento de Córdoba
Fachada del Ayuntamiento de Córdoba foto: RAM

El Ayuntamiento de Córdoba ha aprobado conceder una ayuda de 15.000 euros en un convenio con la entidad Uno a Uno para el proyecto ‘Escuela Social Dignidad’, que se ejecuta desde el 1 de octubre de 2022 al 30 de septiembre de 2023, con el fin de «fortalecer, mediante actividades, la cohesión social en la ciudad; fomentar la participación ciudadana en el barrio y distrito al que pertenece la asociación –Cañero–, y favorecer la interculturalidad e inmigración, consumo y hábitos saludables, educación para la paz y la solidaridad, igualdad de género, así como los valores cívicos actuales».

Igualmente, se fija «promover el voluntariado social y sensibilizar respecto a la problemática de la pobreza en los países en vía de desarrollo principalmente, procurando una mayor toma de conciencia de la situación y de las causas que la producen, con el fin de hacer realidad la solidaridad internacional con los países más empobrecidos y los grupos sociales excluidos entre la sociedad española», según recoge el convenio.

Asimismo, persigue «promocionar personal y socialmente a mujeres solas con responsabilidades familiares u otros colectivos de mujeres que se encuentren en especial situación de dificultad; facilitar la participación ciudadana colectiva de dichas mujeres en actividades grupales que les ayuden a mejorar sus relaciones interpersonales».

Y se plantea «proporcionar apoyo y ayuda en el desarrollo personal para capacitar a las personas en el enfrentamiento y superación de sus dificultades personales», así como «facilitar el desarrollo académico en los niños, favoreciendo a aquellos colectivos con dificultades económicas».

Entre los objetivos específicos se encuentran: ofertar actividades –charlas, talleres, salidas, encuentros vecinales, semanas culturales, muestras interculturales, proyectos intergeneracionales y de educación en valores y conocimiento de nuestra cultura, etc.– al barrio y distrito al que pertenece la asociación, para que vean en éstas un modo de relación y cohesión social.

También, se recoge realizar actividades de forma gratuita y desinteresada por y para grupos desfavorecidos de la sociedad; fomentar la participación y comunicación bilateral entre los participantes y la comunidad, mediante creación de folletos informativos, ‘blogs’, y ofertar actividades educativas de apoyo escolar, entre otras.

BARRIO DE CAÑERO

La Asociación Uno a Uno se puso en marcha a inicios de enero de 2017, en Córdoba capital, con sede en el barrio de Cañero, como consecuencia de «la decisión firme de crear una asociación con un compromiso social auténtico y la persecución de unos fines necesarios en la sociedad actual».

En concreto, se marcan «promover la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, fortalecer el tejido asociativo de Córdoba, fomentar la participación ciudadana y la igualdad de género, ayudar a colectivos en riesgos de exclusión social –necesitados, inmigrantes, mujeres maltratadas, niños, indigentes y ancianos–, promover a la mujer de manera específica, ayudar al desarrollo integral de la infancia desprotegida, y en general, potenciar los Derechos del Hombre y de la Mujer, valorando su dignidad, cualquiera que sea su lengua, su raza, su origen, su condición social o su religión».

En este sentido, tanto el Ayuntamiento, como la entidad remarcan que están «comprometidos con la construcción de un mundo más justo e igualitario«, a lo que se añade que el Plan Municipal de Paz y Solidaridad establece una línea estratégica de Cooperación Internacional para el Desarrollo de apoyo a las actuaciones que «favorecen la posibilidad de alcanzar un desarrollo humano digno en equilibrio con la naturaleza, unas oportunidades sociales y políticas que favorezcan el establecimiento y ampliación de los derechos humanos para sus hombres y mujeres en comunidades empobrecidas».