El dispositivo de seguridad por el Mayo Festivo centrará esfuerzos en evitar botellones

El regidor ha hecho "un llamamiento a todos los cordobeses para que estos momentos se sepan celebrar y disfrutar con responsabilidad"

Seguridad

El alcalde de Córdoba, José María Bellido, y la subdelegada del Gobierno en la provincia, Rafaela Valenzuela, han presidido este miércoles la Junta Local de Seguridad del Mayo Festivo, sin incluir la Feria de Nuestra Señora de la Salud, con un dispositivo que centrará esfuerzos en evitar botellones en las zonas donde se suelen dar con mayor frecuencia, como en las cruces de la Cuesta del Bailío, la Plaza de Capuchinos y Santa Marina, donde habrá medidas adicionales a otros años.

En declaraciones a los periodistas, el regidor ha hecho «un llamamiento a todos los cordobeses para que estos momentos se sepan celebrar y disfrutar con responsabilidad«, de modo que «hay muchas ganas de volver a las fiestas tradicionales, que es muy bueno, pero que esas ganas no se conviertan en excesos», ha expresado, citando la salud ante la pandemia del Covid-19, «que sigue»; «la imagen de ciudad», y «el propio descanso de los vecinos».

Al respecto, ha manifestado que «hay que evitar el botellón y comportamientos incívicos«, algo en lo que «se ha hecho especial incidencia en el plan de seguridad», de manera que «este año hay medidas adicionales para tratar de evitar fundamentalmente el botellón en las zonas donde más se producían, con perimetraciones y mayor presencia policial».

No obstante, Bellido ha remarcado que «la principal medida no es la del control policial, sino que debe ser la responsabilidad de cada uno, que hay que concienciarse de que la fiesta de las cruces es una fiesta tradicional para compartir en la calle, pero no para el botellón».

En relación con la Policía Local, ha destacado que el dispositivo estará «reforzado» y se contará con toda la plantilla, en este caso con unos 350 agentes, a los que se suman «50 policías en prácticas que van a estar con los veteranos aprendiendo y ayudando en la medida en que se pueda», según ha indicado el jefe de la Policía Local, Antonio Serrano.

PIDEN «PRUDENCIA»

Mientras, la subdelegada del Gobierno ha explicado que habrá 300 agentes de la Policía Nacional, tanto uniformados, como de paisano, con unos 1.400 servicios, y 80 agentes de la Guardia Civil para controlar el tráfico, además de contar con los agentes de la Policía Adscrita a la Junta de Andalucía y Protección Civil.

Tras aseverar que «todo va a estar a punto», ha pedido «prudencia en todos los sentidos; que se utilicen las mascarillas cuando las distancias sean cortas, para evitar el contagio«, así como que «se eviten incidentes, porque siempre que se dan aglomeraciones puede haber algún tipo de incidente», de modo que ha solicitado «dar una lección de civismo en saber celebrar» y que «los vecinos no sufran muchas molestias».

En relación con la Semana Santa, Valenzuela ha valorado que el dispositivo, ante «la masiva afluencia», ha contado con una coordinación entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad «absolutamente exitosa».