El Gobierno defiende la labor de la Policía Nacional ante el Hospital de Cabra y apoya a las limpiadoras

Pedro Fernández ha declarado que le gustaría que "se pudiera llegar a un acuerdo con los trabajadores de este servicio tan importante, esencial y básico"

Hospital Infanta Margarita en Cabra. Foto: Junta de Andalucía, indemnizar

El delegado de Gobierno en Andalucía, Pedro Fernández, ha defendido este jueves la labor de la Policía Nacional en los accesos del Hospital Comarcal Infanta Margarita de Cabra (Córdoba) para «garantizar que puedan salir los residuos» del centro ante la huelga de limpieza, con los servicios mínimos, al tiempo que ha confiado en que las «justas reivindicaciones» de las limpiadoras «sean atendidas».

El representante del Ejecutivo central en la comunidad ha explicado que este miércoles en la concentración de las limpiadoras ante el hospital de Cabra «una de las manifestantes del servicio de limpieza sanitaria cayó al suelo y se produjo una situación lamentable».

No obstante, ha aclarado que «no hay una relación directa con la acción de la Policía Nacional, que lo que hace en ese momento es intentar garantizar que se cumplan los servicios mínimos y, sobre todo, que se haga una labor que era absolutamente necesaria y que estaba demandando la propia Junta de Andalucía, a través del Servicio Andaluz de Salud (SAS), como es la retirada de residuos hospitalarios que podían poner en riesgo la salud pública».

Por tanto, Fernández ha remarcado que «había que garantizar la posibilidad de llevar a cabo esa tarea y en ese momento y esas circunstancias, en la manifestación, se produjo la caída, que no tiene una relación directa con la acción de la Policía, que cumple con la obligación que tiene, en este caso concreto como agentes de la autoridad, con la necesidad de garantizar que puedan salir los residuos hospitalarios para garantizar la salud pública».

Según ha expuesto el delegado del Gobierno, «más allá de las expresiones que aparecen en un vídeo», que considera «adecuada» por el agente, «muchas veces en el momento de tensión quizás las palabras nunca son las más acertadas, pero es un agente de la Policía que cumple con su obligación, en este caso concreto de garantizar para preservar la salud pública ante los residuos hospitalarios, a petición del SAS, que ponía de manifiesto que en los distintos centros era obligatorio hacerlo que se garantizara la salida de los residuos».

En este sentido, ha declarado que «más allá de la situación concreta y específica», le gustaría que «se pudiera llegar a un acuerdo con los trabajadores de este servicio tan importante, esencial y básico y que las reivindicaciones justas que ponen encima de la mesa puedan ser atendidas y consigan los objetivos por los que legítimamente se están manifestando».