El Gobierno ejecutará medidas de recuperación y conservación del Arroyo Bejarano por valor de 450.000 euros

Fruto de esa colaboración, "ya se han llevado a cabo una serie de actuaciones, consideradas prioritarias, como la eliminación de pies de olmos afectados por grafiosis y posterior revegetación"

Arroyo

El Gobierno de España, a través de la empresa pública Tragsa y con financiación de los fondos europeos Next Generation, llevará a cabo nuevas medidas de recuperación y conservación de la Reserva Natural Fluvial (RNF) del Arroyo Bejarano, en el término municipal de Córdoba, a lo largo de seis meses y por valor de 450.000 euros, que vendrán a complementar actuaciones ya ejecutadas.

Así lo ha anunciado el Ejecutivo central en la respuesta escrita, a la que ha accedido Europa Press, que ha dado a las preguntas que, a este respecto, le había planteado el diputado nacional del PSOE por Córdoba, Antonio Hurtado, quien quiso saber «¿cuál es la actuación prevista en la RNF del Arroyo Bejarano?, ¿en qué situación se encuentra esta actuación?» y «¿cuál es la inversión prevista y el calendario de ejecución?», por parte del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco).

Dada la respuesta del Gobierno de la Nación y en declaraciones a Europa Press, el diputado socialista cordobés ha opinado que «la conservación de la Reserva Natural Fluvial del Arroyo Bejarano es una prioridad para el Gobierno de Pedro Sánchez».

De hecho y a juicio de Hurtado, «la restauración y conservación de los parajes naturales de alto valor ecológico, uno de ellos el del Arroyo Bejarano, van a tener una respuesta al abandono que han sufrido durante décadas«, y en este caso de la mano de «los fondos Next Generation de la Unión Europea (UE)», lo que supone «una gran noticia para Córdoba y para los amantes de la naturaleza y de su conservación».

En concreto y según ha precisado el Gobierno de España en su respuesta a Hurtado, dada la condición de reserva hidrológica del Arroyo Bejarano, puesto que «las reservas naturales fluviales son un subtipo» de reserva hidrológica, en 2019 «se publicaron en la web del Ministerio, en el Catálogo Nacional de Reservas Hidrológicas, los documentos de propuesta de medidas de gestión» para cada RNF, incluida la del Bejarano.

Así, la propuesta de medidas para esta RNF cordobesa fue elaborada por la Dirección General del Agua y la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), tras haber sido «consensuada con las administraciones local y autonómica, así como con las diferentes plataformas y organizaciones ecologistas presentes en la zona».

Fruto de esa colaboración, «ya se han llevado a cabo una serie de actuaciones, consideradas prioritarias, como la eliminación de pies de olmos afectados por grafiosis y posterior revegetación con especies autóctonas y resistentes a dicha enfermedad, acompañada de cerramientos de protección frente a especies ganaderas y cinegéticas, tratamientos selvícolas de roza selectiva manual de matorral, limpieza y recogida de residuos, instalación de señalización de senderos y puntos de interés de la RNF y colocación de talanqueras de protección en la zona de las minas romanas».

Además, de forma paralela a la ejecución de las actuaciones citadas, la CHG «ha venido trabajando en el diseño de nuevas actuaciones en la RNF del Arroyo Bejarano, siempre en consonancia con el documento de propuesta de medidas de gestión», de forma que este año 2022 «se está elaborando el proyecto bajo el cual se ejecutará la siguiente fase de actuaciones, para dar continuidad a las ya ejecutadas y permitir abordar las necesidades de la propia reserva».

Este proyecto, según ha precisado el Gobierno en su respuesta, «se financiará con fondos del programa Next Generation EU, a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR)», y «la redacción del proyecto se encuentra prácticamente finalizada», de forma que «en los próximos meses se procederá a su tramitación, mediante encargo al medio propio Tragsa», estimándose «un plazo de ejecución de seis meses para las actuaciones previstas en la RNF del Arroyo Bejarano y más 12 meses de seguimiento ambiental de las actuaciones realizadas».

PRINCIPALES ACTUACIONES

Las principales actuaciones previstas en la RNF del Arroyo Bejarano, «cuya inversión estimada asciende a unos 450.000 euros, aproximadamente», incluye «tratamientos selvícolas», pues se procederá a «continuar con los trabajos de retirada de pies muertos de olmos afectados por grafiosis, así como de otros árboles muertos que comprometan la seguridad o disminuyan la capacidad de desagüe del cauce», completándose la actuación con «la roza selectiva de especies que han proliferado en ausencia de los olmos, dejando el terreno
apto para la posterior revegetación».

Igualmente, se llevarán a cabo «plantaciones«, es decir, «en los tramos donde se llevarán a cabo los tratamientos selvícolas se realizará una restauración vegetal mediante la siembra de herbáceas, y la plantación de árboles y arbustos autóctonos«, tales como olmos resistentes a la grafiosis, majuelos, fresnos o tamujos», y «en determinados tramos será necesario el vallado para proteger las plantaciones del pastoreo».

Junto a ello, se procederá a la «adecuación de infraestructuras de paso sobre el cauce», mediante la «sustitución de pasos entubados infradimensionados, que disminuyen la capacidad de desagüe del cauce, por marcos de hormigón de mayores dimensiones, permitiendo la
mejora de la continuidad fluvial», aclarando el Miteco que «se actuará sobre aquellos pasos que no se encuentren dentro de fincas privadas».

También se procederá a la «limpieza y recogida de residuos antrópicos, principalmente en las zonas con mayor afluencia de personas», y al «acondicionamiento y mejora de senderos«, pues «se han detectado varios puntos del sendero de complicado tránsito para los visitantes y que comprometen la seguridad de los mismos».

Así, «en puntos donde la senda se estrecha, se realizarán tratamientos selvícolas y un perfilado manual de la sección para ensanchar el sendero», mientras que «en tramos con una pendiente muy pronunciada, se instalarán unos travesaños de madera, a modo de peldaños, que faciliten el tránsito de los visitantes».

Además y respecto a la señalización, a lo largo del recorrido del sendero y de la propia RNF del Arroyo Bejarano «se instalará cartelería de diversa tipología, con información sobre los valores ambientales del espacio, junto a carteles con direccionales de senda y con puntos de
interés de la RNF, y carteles con indicaciones de buenas prácticas y actividades no permitidas en la RNF», como vertidos no autorizados o abandono de residuos de cualquier clase, entre otros.

Finalmente, se procederá a la «colocación de un dispositivo para medir la afluencia de visitantes» a la RNF, dado que la misma «es un espacio con una gran afluencia de visitantes». Por ello, se prevé «la colocación de un dispositivo que mida el número de afluentes y su distribución temporal a lo largo del año, con el objeto de que en el futuro se puedan desarrollar propuestas que compatibilicen la
protección de la reserva con su uso público». Todas estas actuaciones se completarán con labores de mantenimiento posterior, seguimiento ambiental y difusión de las mismas.