El servicio Neumología del Hospital Quirónsalud Córdoba participa en un estudio nacional que tiene por objetivo identificar con precisión el asma no controlada, lo que servirá para mejorar las actuales medidas de control de la enfermedad, según ha explicado el jefe de servicio de este servicio, Luis Manuel Entrenas.

El doctor Entrenas ha señalado que este estudio, denominado AIRQ, cuenta con la participación de un total de diez hospitales, siendo el Hospital Quirónsalud Córdoba el único andaluz. Durante los próximos meses se estudiará a unos 300 pacientes de asma de diferentes características, más de 30 de ellos en Córdoba, para conocer parámetros de tratamiento que permitan medir el riesgo de padecer en el futuro un ataque de asma.

En este sentido, el doctor Entrenas ha indicado que el fin de todos los tratamientos contra el asma es mantener la enfermedad bajo control. Dicho control lo definen las guías de tratamiento midiendo la ausencia de síntomas, una función pulmonar normal y ausencia de exacerbaciones (ataques de asma), y tiene dos dimensiones, el control del paciente en ese momento y el riesgo futuro.

En la práctica clínica es muy habitual que se pueda constatar la ausencia de síntomas y medir la función pulmonar, que es lo que se conoce en las guías actuales como control actual, pero no se dispone de ninguna herramienta que mida el riesgo de padecer en el futuro un ataque de asma, que es lo que se denomina riesgo futuro. Así, en este estudio se prueba si los métodos ya validados en otros países son capaces de predecir en su versión en español el riesgo de crisis de asma. Por tanto, esta investigación es de gran importancia para conseguir los instrumentos que permitan conocer el riesgo de sufrir un ataque de asma y evitar que llegue a producirse.