El Hospital Quirónsalud Córdoba referente nacional en el tratamiento de patologías traumatológicas de los nervios periféricos

Estas cirugías son largas y complejas, dependiendo de la técnica utilizada

0
Cirugia Trauma

La Unidad de Miembro Superior del servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital Quirónsalud Córdoba es referente nacional en el diagnóstico y tratamiento quirúrgico de patologías neurológicas periféricas. Mediante la realización de técnicas quirúrgicas de alta complejidad se consigue que los pacientes con patología de nervio periférico de miembro superior recuperen la fuerza y sensibilidad de mano, codo y hombro y vuelvan a realizar de manera independiente actividades cotidianas como comer, vestirse o conducir, entre otras.

Este equipo, integrado por los doctores Pilar Uceda, María del Carmen Ruiz, Rafael Muñoz, y coordinado por el jefe del servicio, el doctor Manuel Zafra, realiza cirugías de gran complejidad para tratar con éxito a pacientes afectados de lesión neurológica. Algunas de las patologías tratadas son lesión de plexo braquialmuy frecuente en accidentes de moto -, síndrome del desfiladero torácico, síndrome de la costilla cervical, parálisis del nervio espinal, síndrome de Parsonage-Turner, muñeca péndula por afectación de nervio radial, síndrome de canal radial y secuelas espásticas tras accidentes cerebro vasculares, entre otras.

Las deficiencias y limitaciones funcionales en hombro, codo, muñeca y manos son motivo frecuente de consulta en esta unidad. Cuando esta limitación está causada por la lesión, traumatismo o patología de un nervio, es necesario un correcto enfoque diagnóstico y terapéutico, ha destacado la doctora Uceda, que ha añadido que estas lesiones neurológicas pueden ser diagnosticadas en fase aguda o crónica teniendo el agravante en ambos casos de que el paciente se encuentra en una situación muy invalidante.

Desde que abrió sus puertas el Hospital Quirónsalud Córdoba, esta unidad ha realizado más de 30 intervenciones de alta complejidad. La doctora Uceda ha señalado que las técnicas quirúrgicas que se emplean en estas cirugías complejas exigen un alto nivel de preparación profesional en conocimientos, habilidades microquirúrgicas y actualización científica continua. Las técnicas son variadas e incluyen una sutura nerviosa, reconstrucciones microquirúrgicas con injerto nervioso extraído del propio paciente, injertos nerviosos libres vascularizados y técnicas de neurotización, que consisten en reactivar el nervio afectado con fascículos nerviosos del nervio sano.

Estas cirugías son largas y complejas, dependiendo de la técnica utilizada, y a veces se complementan con transferencia de tendones para dar función a los músculos paralizados para complementar la cirugía nerviosa. En el postoperatorio se colocan férulas inmovilizadoras hasta que las suturas o injertos nerviosos han cicatrizado. El retorno a la vida cotidiana irá en proporción a la recuperación funcional que puede estar en tono a los 6 meses, pues se complementa con un proceso de rehabilitación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here