El Hospital Reina Sofía ya cuenta con un cine para los niños ingresados

El espacio cuenta con una superficie de 40 m2 y capacidad para 26 personas sentadas

Hospital Reina Sofía

El Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba cuenta desde este martes con un cine para que los niños ingresados puedan disfrutar mientras reciben su tratamiento, gracias a la colaboración de la Fundación Juegaterapia, que ayuda a los niños enfermos de cáncer a través del juego.

Según ha indicado la Junta en una nota, este nuevo recurso, que supone un salto en la humanización de la asistencia, se enmarca en la iniciativa ‘En el hospi estoy de cine’ de la Fundación Juegaterapia, «que está transformando salas hospitalarias en cines decorados con diversas y divertidas temáticas y con tecnología de audio y video de última generación«. Concretamente, la del Reina Sofía es la sexta sala que se abre en un hospital en España.

La delegada de Salud y Familias, María Jesús Botella, y la directora gerente del hospital, Valle García, así como responsables de Juegaterapia, profesionales y familias, han asistido a la inauguración de este espacio que cuenta con una superficie de 40 m2 y capacidad para 26 personas sentadas. Además, dispone de un escenario para hacer representaciones teatrales y talleres con el objetivo de ser un espacio polivalente para todos los niños hospitalizados las tardes en las que no funcione como cine.

Botella ha destacado «la importancia de contar en el hospital con espacios amables, que permitan a los niños vivir experiencias que les alejen de la enfermedad y que les ayuden a normalizar su proceso patológico». En este sentido, al ver diferentes películas de estreno, los menores «vivirán una experiencia muy especial y se divertirán como cualquier niño de su edad«.

La sala ha sido diseñada por Cousi Interiorismo y, en esta ocasión, está inspirada en los autocines americanos de los años 50. Así, las butacas simulan automóviles de esa década con asientos tapizados en vivos colores y faros para generar el efecto de un autocine real.

En palabras de Valle García, directora gerente del Hospital Reina Sofía, «hoy es un gran día para el Hospital Reina Sofía porque se hace realidad uno de los proyectos a los que más cariño le hemos puesto dentro de nuestra estrategia de humanización de la asistencia sanitaria».

«Este precioso espacio avala la forma de hacer de este centro, ya que sabemos que, junto a otras instituciones, colectivos y profesionales, no sólo nos enriquecemos, también logramos mejores resultados. El cine es un nuevo recurso para nuestros niños y niñas hospitalizados que ve la luz como resultado de la generosidad de las personas que han colaborado con su donación, del trabajo de Juegaterapia y de un gran equipo de profesionales de nuestro hospital», ha recalcado García.

Este cine se ha llevado a cabo gracias a la recaudación del primer ‘streaming’ solidario que realizó ‘L3TCraft’ y con la colaboración de más de 15 entidades, entre ellas, la Hermandad María Santísima de la Aurora de Carcabuey, la Escuela Infantil Bambi Priego, el CEIP Maestro Rogelio Fernández Villanueva del Duque y el AMPA CEIP Ramon y Cajal El Carpio, en Córdoba.

Gracias a todas esas personas el hospital puede ofrecer este servicio a pacientes, como los de cáncer, que habitualmente no pueden acudir a las salas de cine convencionales, ya que deben seguir unas indicaciones de un cierto grado de aislamiento por su seguridad (los tratamientos de quimioterapia les provocan bajadas de defensas). Así que, este cine les da la posibilidad de disfrutar de esa experiencia, les ayuda a evadirse, vivir aventuras y divertirse.

«Para nosotras el cine es una herramienta de trabajo muy valiosa, que nos permite ofrecer a las familias espacios de descanso, en los que se olviden de su realidad y de la enfermedad y se dejen llevar por la magia y los valores de las películas. Es un lugar en el que viajar y soñar. Tener recursos de este tipo ayuda a que la estancia sea mucho más llevadera y a que la recuperación de nuestros niños y niñas sea más rápida y deseada», ha añadido la jefa de bloque del Hospital Materno Infantil, Aurora Ruiz.

Para determinar su uso, un equipo compuesto por una veintena de profesionales del hospital ha trabajado en el diseño de un protocolo de acompañamiento y programación, de forma que en todo momento se garantice que las necesidades de los niños y niñas están cubiertas. Además de películas, este espacio se utilizará para otras actividades como teatro o magia, entre otras.

La iniciativa ‘En el hospi estoy de cine’ de la Fundación Juegaterapia comenzó hace siete años con la creación de un cine en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid (2015). Después se inauguraron también los cines en otros hospitales de España, más concretamente: en el Hospital de Burgos (2019), en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza (2019), en el Hospital Universitario de Valladolid (2019) y hace unas semanas en el Hospital Universitario Torrecárdenas de Almería (2022). Se trata de una acción muy beneficiosa para los niños que los hospitales acogen de forma positiva.

La directora de Humanización de Hospitales de Juegaterapia, Esther Pereira, ha explicado que «la idea no es sólo que los niños vean una película como lo harían en su habitación. Queremos que vayan al cine dentro de su hospital y que esta, sea una experiencia única para ellos. Que cuando entren en esta sala sientan que viajan a otros mundos y vivan otras experiencias».

«Siempre persiguiendo nuestro objetivo de que se evadan y se les olvide que son niños enfermos ingresados en un hospital. Estamos convencidas de que esto es beneficioso para su curación porque ‘la quimio jugando se pasa volando'», ha apostillado Pereira.