El IAJ destina casi 92.000 euros en Córdoba para la puesta en marcha de proyectos empresariales

A esta línea de incentivos han optado un total de 32 jóvenes con formación académica universitaria o de ciclo formativo

El delegado de Empleo de la Junta de Andalucía en Córdoba, Ángel Herrador

El Instituto Andaluz de la Juventud (IAJ) en Córdoba, adscrito a la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo, ha aprobado un total de 17 proyectos de jóvenes emprendedores, dentro del programa ‘Innovactiva 6.000’. La subvención aprobada para este cometido ha sido de 91.647 euros, subvención orientada a sufragar los gastos para la puesta en marcha de estos proyectos empresariales.

Según ha indicado la Junta de Andalucía en una nota, el delegado de Empleo, Ángel Herrador, ha explicado que esta convocatoria «aumenta un 16 por ciento la inversión en emprendimiento con respecto a la anterior, donde se destinaron casi 79.000 euros. La provincia contaba con un presupuesto de 100.000 euros, gestionando prácticamente su totalidad».

El responsable territorial ha incidido en que esta línea de ayudas como novedad se ha abonado bajo la modalidad de pago anticipado, «facilitando el dinero al emprendedor antes de constituir su proyecto empresarial con el objetivo principal de retener el talento andaluz y apoyar a los jóvenes para que puedan sacar adelante sus ideas y estas se materialicen en nuestra región, lo que mejorará la capacidad productiva de toda la comunidad autónoma».

A esta línea de incentivos han optado un total de 32 jóvenes cordobeses con formación académica universitaria o de ciclo formativo de grado medio o superior. Las iniciativas apoyadas se centran en diferentes ámbitos como tiendas online de mascotas; energías renovables; entrenamiento personal; ayuda a domicilio; restauración; mecánica del automóvil; servicios de salud personal; artesanía, aplicaciones web o tecnologías aplicadas al sector agrícola.

Con Innovactiva 6000 se subvencionan las inversiones encaminadas a la puesta en funcionamiento de la actividad empresarial tales como la adquisición de mobiliario, maquinaria, utillaje, equipos para procesos informáticos y de telefonía, aplicaciones informáticas, software, dominios web, elementos de transporte, ‘leasing’, obras de adecuación, mejora y adaptación de inmueble dedicado a la actividad empresarial, siempre que sea propiedad de la persona solicitante de la ayuda, propiedad industrial (patentes, marcas, entre otros) y derechos de traspaso.

En el caso de empresas, también se incluye además las actuaciones encaminadas a la constitución de las empresas (registro y notaría). No son subvencionables los gastos de naturaleza corriente, como cuotas de la seguridad social, sueldos o retribuciones ni las aportaciones de capital inicial de la empresa.