El Museo de Bellas Artes muestra en abril una obra de Antonio del Castillo no expuesta habitualmente

Es una interpretación libre de un tema que el autor había tratado con anterioridad en un pequeño óleo

Obra de Antonio del Castillo

Con motivo de la celebración de la Semana Santa y durante todo el mes de abril, el Museo de Bellas Artes de Córdoba muestra la obra de Antonio del Castillo ‘Cristo muerto con ángeles dolientes’, habitualmente no expuesta.

Tal y como ha indicado la Junta de Andalucía en una nota, es una interpretación libre de un tema que el autor había tratado con anterioridad en un pequeño óleo sobre cobre que se encuentra actualmente en el ‘County Museum of Art’ de Los Ángeles (Estados Unidos).

La escena representada en ella muestra a Cristo muerto yacente en primer plano, con su pálido cuerpo envuelto en el sudario, acompañado por tres ángeles que lloran su muerte. Es una emotiva escena en la que el autor intenta transmitir la tragedia a través de fuertes pinceladas pastosas en contraste con la oscuridad reinante en el resto del cuadro.

La pincelada parece tener como fin la transmisión de sentimientos, intensificando el dolor inherente al tema para transmitírselo al espectador.

Esta obra es un ejemplo del cambio de estilo experimentado por el maestro en su etapa final, abandonando la monumentalidad y el ajustado dibujo por el color y la expresividad. Demuestra la voluntad de Castillo por ensayar con el pincel en la última década de su carrera profesional.

Procede de la desaparecida parroquia de San Nicolás de la Axarquía, desde donde, tras su desamortización, pasó a la de San Francisco y San Eulogio. Fue depositada en el Museo en 1926. Un boceto preparatorio del mismo se conserva en una colección particular de Jerez de la Frontera (Cádiz).