El nuevo decreto permitirá obtener el título de Bachillerato a pesar de los suspensos

La medida estará vigente mientras dure la pandemia y la decisión final residirá en el personal docente

0
Aula de un colegio
foto: Miguel Valverde

La llegada de la Covid-19 ha obligado a reestructurar en muchos sentidos el sistema educativo actual. Medidas como las clases online o la división de alumnos en grupos son algunas de las respuestas que el Ministerio ha dado a la situación en la que nos encontramos, facilitando en la medida de lo posible que la educación de todos los niños y niñas de España puedan continuar con la mayor normalidad posible.

En consecuencia a esto, el pasado jueves día 15 se aprobó el real decreto que permite avanzar de curso e incluso obtener los títulos de ESO y Bachillerato a pesar de tener asignaturas suspensas. Esta medida se aprobó por mayoría simple, con 187 votos a favor por parte del PSOE, Unidas Podemos, PdeCat, ERC y PNV; y con 154 en contra del PP, Ciudadanos, VOX y UPN.

La medida en cuestión estará vigente hasta que «las autoridades determinen que han dejado de concurrir las circunstancias extraordinarias derivadas de la pandemia», según comenta Celaá. Asimismo, la ministra asegura que no debemos quedarnos con que se podrá avanzar de curso con asignaturas pendientes, sino que la decisión «no quedará supeditada a la no existencia de materias sin superar para el acceso a ambas titulaciones», por las complicaciones que podrían derivar de la situación actual y afectar directamente al rendimiento académico de los alumnos.

Esto implica que será el equipo docente el que tendrá la última palabra sobre qué pasará con el futuro académico del alumno, una decisión supeditada a la opinión por parte del profesorado. Aun así, esto es algo que ya ocurría en algunos casos, solo que ahora se contempla en forma de decreto, comentan.

Por otro lado, Mari Luz Martínez Seijo, diputada socialista, asegura que esta es una respuesta al «modelo arcaico y rancio, de retroceso a tiempos pasados, con una gran carga de deberes, con barreras, castigos y reválidas», refiriéndose al sistema actual de la Lomce.

En contraparte, los diputados del PP, Ciudadanos y VOX han definido esta ley como «un castigo al trabajo y a la cultura del esfuerzo, que fomentará la desigualdad», exigiendo unos criterios comunes para todas las Comunidades Autónomas, al igual que se hizo en el pasado con las PEvAU. De la misma forma, el sindicato CSIF ha asegurado que este decreto «va a deteriorar la calidad de la enseñanza y vulnerar el principio de igualdad de oportunidades entre el alumnado».

Además, se ha declarado que los graduados en magisterio no necesitarán obtener el título del máster para poder ejercer como docentes, una medida que ha creado mucha crispación en todo el personal perteneciente a las diferentes universidades.

Pero las quejas no se han limitado al personal de la cámara, sino que los distintos gobiernos de Madrid, Galicia, Andalucía, Castilla y León y han decidido rechazar el nuevo decreto y han declarado que continuarán usando como referencia la ley actual, que establece el máximo de suspensos permitidos para avanzar de curso en dos y cero para ESO y Bachillerato, respectivamente.  

De igual manera, los gobiernos de Aragón y Navarra no incluyen la implementación de esta medida en sus planes, yendo un poco más allá y declarando que no creen que «se den las circunstancias para aplicar unas medidas extraordinarias en cuanto a evaluación», añadiendo, al igual que han comentado otros, que estas medidas fomentan un sistema educativo cada vez más heterogéneo.

Actualmente en Córdoba hay más de 60 aulas confinadas en los diferentes colegios e institutos, de acuerdo con la Consejería de Salud y Familias. La cantidad de confinamientos aumenta de forma exponencial, con casos alarmantes como 40 clases en cuarentena en una misma semana a mediados de septiembre, por lo que, estando o no de acuerdo con las nuevas medidas, observamos que responden a una situación real y preocupante.

Recordamos que el protocolo a seguir si se detecta un positivo en alguna clase es el confinamiento inmediato de todas las personas que hayan estado en contacto con el positivo en las últimas 24 horas, incluyendo a compañeros de clase y profesores, lo que puede impactar enormemente tanto a los alumnos confinados como al personal del centro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here
Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.