El Palacio de Congresos de Córdoba amplía su aforo con casi 400 plazas más

La intervención supondrá una inversión global de más de 11,5 millones de euros

Palacio de Congresos de Córdoba

El consejero de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades, Rogelio Velasco, ha informado que el Palacio de Congresos y Exposiciones de Córdoba amplía su aforo con 389 plazas más que pasan a disposición del concesionario tras las obras que se recepcionan hoy. Así lo ha puesto de manifiesto durante la visita a las dependencias que han sido rehabilitadas en la segunda fase de la reforma del edificio, que culminará en su totalidad el próximo mes de noviembre.

La parte de la rehabilitación que ya está finalizada incluye dos nuevas salas, que son las de mayor capacidad del palacio, al disponer de espacio para albergar a 389 personas y sumar más de 331 metros cuadrados. Dichas salas, sumadas a las que ya están en funcionamiento, suponen más del 80% del aforo del edificio. Se trata de la sala Julio Romero de Torres (191,58 m2 y 194 personas), que se caracteriza por su gran valor histórico; y la Ambrosio de Morales (140,16 m2 y 195 personas). “La apertura de estas dependencias será un nuevo valor añadido a este espacio, ya que supondrá un aumento de su capacidad y, por tanto, un reclamo para atraer más congresos a Córdoba”, ha explicado Velasco. Ambas albergarán actividades relacionadas con ferias, congresos, encuentros, presentaciones o exposiciones.

El titular de Transformación Económica ha querido resaltar que, desde el inicio de esta segunda fase, las obras se han simultaneado con el uso del Palacio de Congresos de Córdoba, “no viéndose alterada ni perjudicada su actividad”. “Somos conscientes de la prioridad que supone esta ampliación debido al enorme potencial económico que representa para la ciudad, que ya disfruta de un atractivo turístico excepcional, motor de su desarrollo”, ha asegurado.

En ese contexto, ha añadido que “este recinto moderno e innovador, una vez finalizado, será un referente congresual dada su situación geoestratégica, sus buenas comunicaciones y la fuerza de sectores como el turismo, la agroindustria o la cultura que pueden ser filones para potenciar el número de congresos gracias a un equipamiento de primer nivel”. A su juicio, “el equipamiento será un revulsivo de la actividad congresual de Córdoba y contribuirá a desestacionalizar el turismo”.

En esta primera parte también se han finalizado otros enclaves que en la etapa anterior no estaban disponibles y se han recuperado ahora para su uso como son el Patio Italiano, la casa del guarda, que acogerá las oficinas del concesionario y la cafetería, y otras dependencias aledañas como la cocina.

Segunda etapa de las obras

Con respecto a la segunda etapa de los trabajos, cuya finalización está prevista para noviembre próximo, ésta implica intervenir fundamentalmente en el Patio Mudéjar, la Capilla y las salas Beatriz Enríquez, Ramírez de Arellano y Juan Bernier, que alcanzan 227 plazas. Al respecto, Rogelio Velasco ha asegurado que “ya se ha ejecutado lo constructivamente más complejo”, puesto que se han culminado todas las cubiertas que circundan al Patio Mudéjar. “Ha sido la parte más complicada porque ha habido que realizar la retirada de amianto y reponer toda la cubierta”, ha apostillado. Además, en la sala de Juan Barnier se halló un forjado del siglo XVI, lo que obligó a cambiar la intervención prevista. Tras su datación y documentación, se ha ejecutado un nuevo forjado adicional para permitir su descarga.

Todos los trabajos se realizan siguiendo “escrupulosamente” las medidas que marca la normativa de procedimientos de trabajo en un Bien de Interés Cultural y con la supervisión y seguimiento de una arqueóloga, ha aclarado el consejero de Transformación Económica.

La intervención sobre el Palacio de Congresos de Córdoba supondrá una inversión global de más de 11,5 millones de euros, de los que 5,7 millones se corresponden con el presupuesto de la segunda fase de la rehabilitación.