El Plan de Empleo Cruz Roja cumple dos décadas con «oportunidades que cambian vidas» a 2.000 cordobeses al año

Casi un tercio de las 1.962 personas que recibieron en 2021 en Córdoba el apoyo del servicio de inserción laboral

Plan de Empleo

El Plan de Empleo de Cruz Roja ha cumplido 20 años ofreciendo proyectos de «orientación, formación y acompañamiento a quienes tienen más dificultades para buscar un trabajo». Casi un tercio de las 1.962 personas que recibieron en 2021 en Córdoba el apoyo del servicio de inserción laboral de la institución humanitaria encontró trabajo.

Según destacan desde Cruz Roja, decenas de miles de cordobeses han participado en los proyectos del Plan de Empleo en estos 20 años. Con el apoyo del voluntariado han podido reorientar sus profesiones, encontrado oportunidades laborales y, en muchos casos, cambiar sus vidas. Es el caso de María del Mar Crespo, una cordobesa que recurrió a la entidad hace un lustro superados ya los 40 y con un hijo de apenas cuatro años, tras perder el empleo que había tenido durante 22 años en un hipermercado.

A los meses de unirse a los itinerarios de inserción laboral de la institución humanitaria fue contratada por una empresa de alquiler de vehículos en la que hoy día continúa trabajando. «En Cruz Roja me ayudaron sobre todo a creer en mí misma otra vez», valora Crespo, quien recuerda como anécdota que la llamaron para comunicarle que la habían seleccionado justo el día de su cumpleaños.

Un «regalo» que también encontró en 2018 Guy Serge Tchamba, joven camerunés que hubo de huir de su país por causas políticas allá por 2016 y que, tras un proceso migratorio lleno de dificultades, llegó primero a Puente Genil y depués fue derivado a Córdoba, donde recibió la atención del Programa de Refugiados de Cruz Roja.

Una vez en la ciudad, y con el apoyo del Plan de Empleo «me dieron muy buenos consejos e hicieron que sacara lo mejor de mí», apunta, halló trabajo, y por partida doble: como mozo de almacén en una empresa farmacéutica y como portero en una discoteca. «Las oportunidades llegan si te esfuerzas», asevera Tchamba.

A lo largo de los años, el Plan de Empleo ha ido creciendo y ampliando su actividad. Las cifras dejan constancia de ello. En 2007, justo antes de la gran crisis socioeconómica, un total de 371 personas de la provincia participaron en los proyectos de inserción laboral que por aquel entonces tenía en marcha la entidad.

En 2021, con otra crisis social y económica influida por la pandemia del coronavirus, casi 2.000 personas 1.962 exactamente– participaron en alguno de los numerosos proyectos y acciones impulsados por el Plan de Empleo en Córdoba: el 66 por ciento de ellas son mujeres de ellas un 8 por ciento eran víctimas de violencia de género y el 37 por ciento jóvenes en dificultad social.

Los proyectos, sin embargo, abarcan a otros muchos colectivos con problemas de empleabilidad: desde parados de larga duración (un 31%) a mayores de 45 años (24%), inmigrantes (34%) y personas refugiadas (14%). Del total de participantes del pasado año, 569 personas (un 29%) encontraron un trabajo con el apoyo de la institución humanitaria, a las que hay que añadir las otras 12 que pusieron en marcha su negocio con el apoyo del proyecto ‘Impulsa’ de Cruz Roja.

GRANDES ALIADOS

En esta larga trayectoria de creación de oportunidades laborales, el Plan de Empleo ha encontrado grandes aliados para llevar a cabo su labor. En la provincia, resalta el respaldo de la Diputación, que financia los proyectos de empleabilidad de Cruz Roja desde 2004, abriendo caminos para llegar a nuevos colectivos.

El Plan de Empleo también cuenta con apoyo del Fondo Social Europeo y del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, para los proyectos que se enmarcan en el Programa Operativo de Empleo Juvenil (POEJ) y el Programa Operativo de Inclusión Social y Economía Social (Poises), y de la Fundación La Caixa, con quien colabora en el Programa Incorpora.

El tejido empresarial es otro de los aliados fundamentales del Plan de Empleo de Cruz Roja. Un total de 250 empresas de la provincia colaboraron con la organización en 2021 y contribuyeron con sus conocimientos, experiencias e instalaciones a que personas vulnerables mejoraran la búsqueda de empleo.

Por su parte, la institución humanitaria ofrece a estas empresas intermediación laboral, para facilitarles la búsqueda de personal y talento, y desarrolla con ellas acciones de sensibilización en las que se fomentan valores de igualdad y diversidad en el entorno laboral.

PANDEMIA Y FUTURO

La pandemia ha traído consigo nuevos retos a los que el Plan de Empleo de la entidad se ha tenido que enfrentar: una mayor desigualdad de género en el mercado de trabajo y una mayor falta de oportunidades entre las personas jóvenes.

La crisis sanitaria también ha obligado a Cruz Roja a reinventar y reorganizar toda su actividad en materia laboral, sobre todo, durante el primer año de la pandemia, cuando el confinamiento y las restricciones limitó las acciones presenciales, que se desarrollaron gracias a las nuevas tecnologías y que han ido recuperándose de manera presencial poco a poco. La brecha digital, que dificulta a muchas personas el acceso al mercado laboral, se ha convertido en otro desafío.

El futuro del Plan de Empleo pasa por adaptarse a la transformación del mercado laboral: como el impacto de la tecnología en los nuevos puestos de trabajo, el impulso que se está dando al empleo verde, etcétera.

Todo ello hará necesario nuevas respuestas, por ejemplo, en las capacitaciones y formaciones que se ofrecen, para que se ajusten a lo que las empresas necesitan, el acompañamiento que las personas van a demandar para conocer y saber en qué consisten esas transformaciones, qué nuevos requerimiento van a solicitar las empresas y qué mecanismos nuevos se van a producir para reclutar personal y cómo pueden hacerlo.

MERCADO INCLUSIVO

«Ya hace 20 años entendimos que era necesario un mercado laboral inclusivo, que no se podía dejar a nadie atrás, y que tenía que haber mecanismos que compensaran las desigualdades y facilitaran oportunidades», precisa Nicoletta Comito, responsable del Plan de Empleo en la provincia cordobesa.

A día de hoy, el Plan de Empleo está presente en 537 asambleas y puntos de atención de Cruz Roja, y supera los 100.000 participantes anuales en toda España. A pesar de las dificultades del propio mercado de trabajo, son más de 10.000 las empresas que colaboran con el servicio de inserción laboral de la entidad.