El PSOE culpa al alcalde de «no hacer nada para evitar el desmantelamiento de la industria en la ciudad»

El edil ha criticado "un nuevo incumplimiento programático del cogobierno de PP y Cs"

José Antonio Romero, concejal del PSOE
José Antonio Romero, concejal del PSOE. Foto: Archivo

El concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Córdoba José Antonio Romero ha culpado este jueves al alcalde, José María Bellido (PP), de «no hacer nada para evitar el desmantelamiento de la industria en la ciudad» y ha puesto como ejemplo «la situación de la cementera Cosmos, que acaba de anunciar la reducción de su actividad con la consiguiente pérdida de puestos de trabajo».

En una rueda de prensa, el edil ha criticado «un nuevo incumplimiento programático del cogobierno de PP y Cs», porque «la nula planificación estratégica de ciudad que acumula el alcalde ha provocado que la cementera Cosmos haya decidido reducir su producción», algo que «significa que se perderán puestos de trabajo, tanto directos como indirectos», ha aseverado.

Romero ha recordado que, «durante el mandato anterior, el ahora alcalde señalaba a los medios de comunicación que la actividad de esta empresa afectaba a más de 20.000 empleos entre directos e indirectos«, a lo que ha agregado que «Bellido vuelve a mentir y no cumple con sus compromisos de gobierno». «Y, lo que es peor aún, no cumple ni defiende los intereses generales de la ciudad», ha apostillado.

Según ha expuesto, «no hace mucho tiempo, afirmaba que denegar la valorización a la fábrica era dejar a Córdoba a los pies de los caballos en materia de empleo e industria, pero ha sido su gobierno, a través de la Gerencia Municipal de Urbanismo, el que ha denegado a esta industria la licencia para incinerar residuos».

El concejal socialista ha declarado que «la pasividad que ha demostrado el alcalde ante esta situación que pone en jaque a parte del sector industrial de Córdoba tiene unas consecuencias directas y muy negativas en el desarrollo socioeconómico de la ciudad».

Ha añadido, además, que el «tan cacareado» Plan de Industrialización de Córdoba, «anunciado como acuerdo programático del cogobierno», ha sido «un fiasco» y puede que «la decisión de la cementera sea un botón de muestra de la falta de diálogo y compromiso de José María Bellido a la hora de impulsar proyectos e inversiones necesarias para esta ciudad».

Además, ha apuntado que «tampoco ha sido capaz el alcalde de mantener la actividad industrial existente en Córdoba«, de manera que «ante esta situación tan preocupante y que no ayuda para nada a reactivar el desarrollo social y económico que Córdoba necesita, ¿qué iniciativas y qué trabajo se está haciendo?», ha cuestionado.

Para Romero, «la respuesta es bien sencilla: Bellido suspende también aquí, puesto que para generar inversión es necesario que el Ayuntamiento garantice un clima de confianza hacia el empresario, unas condiciones de seguridad jurídica y económica, de normalidad política, que en el momento actual es evidente que no se dan».

UNA HOJA DE RUTA

Frente a esta «pasividad», el Grupo Socialista ha insistido en recordarle al alcalde que «en el mandato anterior se intentó fijar una hoja de ruta que partiera de la defensa de los intereses generales y el diálogo con las partes implicadas y que pivotara sobre tres ejes fundamentales: la defensa del empleo, la defensa de un modelo de ciudad más sostenible donde esta actividad tuviese cabida y la defensa de un entorno vecinal más saludable, intentando garantizar en todo caso la viabilidad económica y social de la empresa».

«En aquel momento Bellido se dedicó a hacer una oposición agresiva instalada en el no por el no, cuando se tenía que haber puesto al lado del gobierno», ha defendido el edil, para afirmar que «si hubiese sido así, hoy no estaríamos hablando de pérdida de empleo, sino de todo lo contrario». «Y es lo mismo que hace ahora el alcalde para que no se pierdan los empleos: nada, absolutamente nada», ha lamentado.

Para el viceportavoz del PSOE, «en el momento presente y debido a la falta de implicación de un alcalde que se encuentra permanentemente de perfil y prisionero de la situación de descontrol que se ha generado en su cogobierno, nos encontramos con un desmantelamiento progresivo de la industria, con una importante pérdida de empleo directo e indirecto para la ciudad, sin que exista ningún plan encima de la mesa para revertir la situación».

«Mientras el equipo de gobierno sigue con las peleas internas para resolver sus problemas personales, mientras el alcalde está escondido y sólo se asoma para hacerse fotos y vender los mismos proyectos que hace dos años, se olvida de gestionar el día a día de los cordobeses», ha advertido el concejal, quien ha dicho que «no se puede olvidar que es el peor gobierno municipal de la democracia».