El SAS indemnizará con 3.000 euros a un paciente por «falta de consentimiento» en una infiltración de rodilla

El afectado acudió a consulta de su médico de cabecera a causa de dolores que padecía, remitiéndole éste a consulta de Traumatología

0
Hospital Valle de los Pedroches

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha estimado parcialmente la reclamación presentada por el abogado Damián Vázquez Jiménez, perteneciente a los servicios jurídicos de la Asociación ‘El Defensor del Paciente’, fijando una indemnización de 3.000 euros para un paciente cordobés, de 54 años, por «la falta de consentimiento informado» en una infiltración de rodilla con infección.

En relación a los hechos reclamados, según detalla la asociación en una nota, el afectado acudió a consulta de su médico de cabecera a causa de dolores que padecía en su rodilla izquierda, remitiéndole éste a consulta de Traumatología. El día 14 de junio de 2016 fue atendido en consulta de Traumatología del Hospital Comarcal Valle de los Pedroches (Pozoblanco-Córdoba).

En dicha consulta se indicó al paciente que «se sentase en la camilla de la sala para acto seguido, y sin previo aviso, ni explicación ni consentimiento verbal ni escrito, le realizaron una infiltración en la rodilla«, según explica la entidad.

Dicha infiltración, «además de realizársele sin su consentimiento, se llevó a cabo sin respetar las más mínimas medidas de asepsia al respecto», de manera que «el facultativo no hace uso de guantes y la camilla ni siquiera tiene sábana esterilizada, y le provoca un gran dolor gritando el paciente».

Según relata la reclamación, presentada por el abogado Damián Vázquez, «la evolución de sus padecimientos es desfavorable desde el día de la infiltración hasta que, a los dos días, 17 de junio de 2016, ya era completamente incapaz de mover su rodilla, que estaba muy inflamada, sintiendo crujidos en la misma, lo que motivó que acudiera al Servicio de Urgencias del Hospital Comarcal Valle de los Pedroches, derivándosele al alta a Traumatología».

Una vez atendido en Traumatología, se hizo constar en el informe de alta que «el paciente había sufrido fiebre durante toda la tarde, pero se le dio el alta y se le envió a su domicilio».

De nuevo el día 19 de junio de 2016, acudió al Servicio de Urgencias de Pozoblanco ante «el empeoramiento de su estado general y del dolor de su rodilla, que ya se acompañaba de picos febriles que llegaban hasta los 38 grados centígrados«.

En dicho servicio, se le volvió a remitir al Servicio de Urgencias del Hospital Comarcal Valle de los Pedroches por «sospecha de artritis séptica», y se hizo constar expresamente que «el empeoramiento del estado de su rodilla comenzó hacía cinco días, coincidiendo con la consulta de 14 de junio y la infiltración realizada sin medidas antisépticas».

Una vez allí, se exploró al paciente y se le realizó una artrocentesis, «evacuándose 22 centímetros de líquido de aspecto turbio, viscoso ligeramente hemático», de manera que «le sacaron muestras para análisis, le administraron fármacos y se avisó a un traumatólogo de urgencias».

El resultado del análisis fue «positivo a ‘Staphylococcus aureus‘», por lo que «quedaron verificadas las sospechas de un cuadro infeccioso en la rodilla donde se llevó a cabo la infiltración no autorizada», según remarcan desde la asociación, para agregar que también se le realizó al paciente una exploración quirúrgica, en lugar de laparoscopia, hecho por el que «tiene a día de hoy una cicatriz notable».

Tras ello, el paciente ha seguido en tratamiento por dicho cuadro infeccioso y padecimientos en su rodilla, con bajas laborales, con alta de fecha 13 de enero de 2017 después de «una nueva intervención quirúrgica consistente en artroscopia de la rodilla izquierda, artrolisis y meniscectomia parcial con regularización cuerpo del menisco interno».

PIDEN MÁS DE 30.000 EUROS

En este caso, el Servicio Andaluz de Salud reconoce la cantidad de 3.000 euros por «falta del consentimiento informado», pero «al no abonar indemnización por la negligencia médica», el letrado Damián Vázquez, especialista en Derecho sanitario y adscrito a los servicios jurídicos de ‘El Defensor del Paciente’, ha presentado recurso contencioso administrativo ante los juzgados de Córdoba para solicitar el pago del resto de indemnización, con más de 30.000 euros.

Al hilo, destaca que «se demanda por un anormal funcionamiento de la administración sanitaria –Servicio Andaluz de Salud–, debido a la deficiente asistencia médica recibida por el paciente, consistente en la realización de infiltración sin información ni autorización del paciente, y con nulo respeto a las medidas antisépticas«, entre otros aspectos que apuntan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here