El Sindicato Médico de Córdoba denuncia presiones y amenazas a los facultativos por parte de la Gerencia del Distrito De Atención Primaria Córdoba-Guadalquivir

El Sindicato Medico se quejan de que se encuentra con que a día 6 de Abril, no se ha ofrecido nada a los nuevos facultativos que finalizan en Mayo su periodo de formación MIR

Vista aérea de Córdoba. FOTO: RAM
Vista aérea de Córdoba. FOTO: RAM

El día 25 de Marzo de 2022 nuestro compañero Daniel Marchal dio el paso de denunciar públicamente en prensa la caótica situación que sufren facultativos y pacientes en Palma del Río, situación por la que este Sindicato ya ha emitido notas de prensa y realizado concentraciones recientes en dicho Centro de Salud. En la semana a la que se refiere el compañero en prensa, estaban de mañana 5 médicos, cuando en condiciones normales deberían estar 9-10 facultativos (estas condiciones de sobrecarga son literalmente “inhumanas” tanto para profesionales como para pacientes).

Lejos de mostrar una actitud dialogante para buscar soluciones, en este contexto de déficit crónico de profesionales, esta gerencia intenta tapar su incompetencia con una amenaza de expediente a nuestro compañero, intentando de este modo “matar al mensajero”. Además, en dicha amenaza se alude a conversaciones e información privadas (lo cual, en base a nuestras informaciones, parece ser costumbre de esta Gerencia). Desde luego, con este gobierno “del cambio”, en el Distrito de Atención Primaria Córdoba Guadalquivir el cambio ha sido, pero a peor.

Ante el déficit de profesionales, nos encontramos con que a día 6 de Abril, no se ha ofrecido nada a los nuevos facultativos que finalizan en Mayo su periodo de formación MIR. Tan sólo se anuncian contratos de 6 meses (cuando nos duele la boca de pedir mínimo 1 año) y algunos anecdóticos contratos largos precisamente en Palma del Río y Bujalance. ¿De verdad pretenden paliar con esto un déficit crónico de un 40-50% de profesionales en estas zonas ¿Es este el famoso proyecto de fidelización – retorno para los facultativos andaluces?.

Lo peor, es que este modus operandi de presiones, amenazas y coacciones, no nos sorprende en una gerencia con la que nuestra relación como representantes de los facultativos, no puede clasificarse precisamente como fluida”. A los hechos nos remitimos, pues no han sido pocas ocasiones en las que hemos solicitado que nos reciban sin respuesta. Escuchar las comprensibles quejas de los profesionales y buscar las pertinentes soluciones no forma parte de su sueldo, que se ganan dignamente amenazando y coaccionando a los profesionales. Nosotros seguiremos denunciando la situación de sobrecarga y penosidad que sufren los facultativos de este distrito sanitario, muy mala en los Centros de Salud y con puntos muy calientes como Palma del Río, la Carlota o los Servicios de Urgencias de Atención Primaria. Estas condiciones son incompatibles con una asistencia de calidad a la ciudadanía.