El Sindicato Médico de Córdoba se ha puesto a disposición para realizar labores asistenciales durante el periodo Navideño

Les preocupa muchísimo que la Atención Primaria se haya convertido casi exclusivamente en una herramienta de rastreo

0
Sindicato médico

La unión de huracán con una lluvia torrencial, es la tormenta perfecta: es lo que ha sucedido con la suma de la mala gestión que se está haciendo con el dimensionamiento de las plantillas médicas y la sexta ola de la pandemia por SARS-CoV2, siendo esta situación excepcional que supone la sexta ola por lo que tomamos la decisión de ayudar en la medida de nuestras posibilidades, poniéndonos a disposición para realizar labores asistenciales, según el Sindicato Médico de Córdoba.

No podemos dejar pasar la ocasión, de denunciar una vez más el escaso dimensionamiento de las plantillas médicas y la mala planificación en los periodos vacacionales como son estas Navidades o los periodos veraniegos. A esta situación de por sí caótica y que ya produce gran sobrecarga asistencial, se han sumado las bajas de muchos profesionales contagiados por COVID. El escaso dimensionamiento de las plantillas resulta en que cualquier incidencia resulte en un “crochet con resultado de Knockout” a las Unidades Clínicas, dejando, si continuamos con el símil pugilístico a los profesionales ante un arduo y agotador “combate”.

La situación en las urgencias del hospital ha sido de sobrecarga y gran tensión. Por otro lado, nos consta que en varios días, en varios puntos rurales como la Carlota, Montoro, o Palma, no se ha podido cubrir el puesto del médico que habitualmente
va en la UVI móvil durante el día, habiendo tenido que ser cubierto por otro compañero de guardia. En la capital, directamente y como ya denunciamos en nuestro anterior comunicado, una de las UVIs móviles se quedó sin médico en varios tramos horarios, siendo además la sobrecarga en los puntos fijos (Carlos Castilla del Pino y Sector Sur) “insoportables”, las plantillas en ambos puntos llevan años infradimensionadas.

Por otro lado, nos preocupa muchísimo que la Atención Primaria se haya convertido casi exclusivamente en una herramienta de rastreo, sin tiempo para otras patologías o actos médicos y por supuesto que decisiones que toman las autoridades sanitarias y comunicadas mediante WhatsApp como no realizar Pruebas de Detección de Infección Activa por coronavirus SARS- CoV2 en pacientes con síntomas leves, no se expliquen lo suficientemente a la población y supongan un motivo de enfado y enfrentamiento de los pacientes, con los propios profesionales, que deben asumir decisiones que no han tomado ellos teniendo que negar dichas pruebas a los pacientes. Es este país se está destrozando la Atención Primaria y se está dañando de forma irreversible uno de sus pilares: la relación médico-paciente.

Por último, queremos lanzar un aviso de cara al próximo periodo veraniego ¿volverá a ser un infierno? El primer paso es ofrecer un contrato digno y estable (sugerimos 3 años) para así captar a los Médicos Internos Residentes que finalizan su periodo de formación especializada este año. El segundo fidelizar tantos a los nuevos contratos como a los profesionales que ya están en plantilla. El tercero es un mantra que no nos cansaremos de repetir: “una gestión inteligente debe buscar una atención óptima a la población al mismo tiempo que protege la salud de los profesionales y su derecho a la conciliación familiar”. ¿Acabarán los Programas de Atención Integral al Médico Enfermos tan saturados y colapsados como la maltratada Atención Primaria? Maltratar a los profesionales, es maltratar a los pacientes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here