El Sindicato Médico denuncia las condiciones de trabajo de la Atención Primaria en Córdoba

Piden que se aumente los facultativos por puntos de urgencias y advierten "que las condiciones son nefastas para la población"

0
Servicio Medico

Desde Sindicato Médico, queremos emitir este comunicado (con el mismo título que la canción de Mecano, aunque no es momento para música ni festividades). Un año más, y a pesar de haber advertido reiteradamente a las Gerencias de los Distritos Sanitarios, la sobrecarga asistencial y la penosidad que soportan los facultativos es inadmisible, según una nota de prensa del Sindicato Médico.

Mientras la administración presume de haber ofrecido contratos de 6 meses (léase con carde asombro) su capacidad para fidelizar nuevos facultativos, lógicamente, ha sido nula. No contentos con eso, el Sindicato Médico de Córdoba hizo algunas propuestas para paliar estos déficits, y tampoco se han tenido en cuenta.

Penosidad, sobrecarga, sufrir la impotencia de no poder realizar adecuadamente un trabajo de tan alto valor social… Los médicos de la provincia de Córdoba están agotados, presos del hartazgo provocado durante años, muchos de ellos enfermando, sin poder conciliar la vida laboral y familiar. La situación es, UN AÑO MÁS, dantesca para los profesionales.

La situación de los médicos de los Servicios de Urgencias de Atención Primaria, es lamentable. UN AÑO MÁS, en la capital, vuelven a quedarse dos facultativos por punto de urgencias cuando deberían ser tres, un año más, y tanto en la capital como en las zonas básicas de salud, vuelve a existir un intolerable exceso de horas y de noches (con el gravísimo problema de Salud Laboral que ello genera). A este respecto, la población cordobesa debe saber que el médico del que depende su vida o la de su familiar, estará con frecuencia agotado y exhausto (esto es incompatible con una mínima calidad asistencial). El deterioro en las condiciones de trabajo de los compañeros de los Servicios de Urgencias de Atención Primaria se produce ya cuesta abajo, sin frenos ni disimulo: la administración parece empeñada en que SEA IMPOSIBLE ENVEJECER EN UN SERVICIO DE URGENCIAS. Las consecuencias son nefastas para la población, pues facultativos que han atesorado experiencia en un campo tan conflictivo y específico como las urgencias y emergencias médicas, acaban abandonando el servicio.

Nos prometen (a bombo y platillo) un tercer punto de urgencias extrahospitalarias en la capital, cuando apenas son capaces de dotar dignamente dos… Es, cuanto menos, incongruente. Por otro lado, los facultativos en los centros de salud, UN AÑO MÁS, también soportan condiciones intolerables, ausencias que no se cubren, centros de salud a “un cuarto” de gas, agendas con números inasumibles de citas sin apenas tiempo para los pacientes y con una demora excesiva en la obtención de las mismas (muchos de estos pacientes acabarán acudiendo a un punto de urgencias de Atención Primaria provocando una sobrecarga estéril, ya que al carecer de longitudinalidad, los servicios de Urgencias no son adecuados para resolver ciertos problemas). Todo esto tampoco es compatible con una mínima calidad asistencial, y también genera un grave problema de Salud Laboral entre los compañeros de los centros de Salud de la provincia cordobesa.

UN AÑO MÁS, ha sucedido lo que nos temíamos y tanto advertimos, pero no podemos seguir esperando. La situación requiere soluciones urgentes, no podemos continuar con el acúmulo de cupos, no podemos (en equipos que de base ya están infradimensionados atendiendo al número de población y dispersión geográfica que atienden) dos facultativos de noche en cada punto de urgencias en la capital cordobesa, no podemos consentir el elevado número de noches que se realizan en todos los puntos de urgencias de Atención Primaria de la provincia.

Busquen soluciones ya (no esperen un AÑO MÁS) ni los facultativos ni la población se merecen este maltrato.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here