El Sindicato Médico se concentra en Palma del Río por el deterioro de la Atención Primaria

Lo han hecho en el centro de Salud Dr. Trujillo del Río

0
Sindicato Médico de Córdoba

El declive es evidente, lo que palpamos sobre la situación de la asistencia sanitaria, preocupante. En cada visita o contacto que tenemos con compañeros confirmamos lo que ya nos dicen las cifras, pero desde un punto de vista mucho más humano, según una nota de prensa del Sindicato Médico de Córdoba.

Profesionales próximos a la edad de jubilación que literalmente “no pueden más” y que no tendrán relevo generacional. Sucede en todas las especialidades, pero, amenaza con dinamitar las puertas de entrada a nuestro sistema sanitario, quizás, uno de los factores más importantes es que el atractivo profesional de trabajar en Atención Primaria, se encuentra en uno de sus momentos más oscuro tras años de políticas cortoplacistas con objetivos para nada relacionados ni con la proyección profesional ni con los resultados en salud (elementos que obviamente van de la mano).

Sindicato Médico de Córdoba

Nos preocupa, además de este gravísimo déficit de profesionales, los últimos movimientos de la administración con las teleconsultas hospitalarias desde Atención Primaria. Entendemos la teleconsulta como una herramienta más que puede mejorar la comunicación (y por tanto) la continuidad asistencial, entre Atención Primaria y la Atención Hospitalaria, pero, asistimos atónitos a las noticias que nos llegan desde Granada, en la que a nivel informático se han anulado las derivaciones para que todo entre por teleconsulta. Exigimos que el proceso de derivación “de un” paciente al hospital, y el de teleconsulta “sobre” un paciente, estén bien diferenciados, ya que obviamente son realidades completamente distintas. Lo contrario daría lugar a que las administraciones públicas puedan bailar con las cifras, falsear datos de demora y ofrecernos una falsa realidad idílica a modo de quimera.

Es también muy, preocupante la realidad que nos transmiten muchos Médicos de Familia, a los que debemos dar voz, cuando encuentran muchas de esas derivaciones al hospital devueltas, con frecuencia sin conocer el motivo de esa devolución. Además, apenas tienen acceso a ciertas pruebas diagnósticas para sus pacientes: entendemos que el Médico de Familia, tras una formación especializada tiene criterio de sobra para gestionar un catálogo de pruebas complementarias suficientemente amplio y accesible (lo que no les sobra es tiempo en consulta). Al final, la sensación que se nos transmite con desasosiego es que la continuidad asistencial que debería existir entre ambos niveles por el bien de los pacientes, se “laberintifica”.

Creemos que la solución pasa, además de mantener vías bien diferenciadas para la teleconsulta y las derivaciones, por la creación de comisiones de trabajo y seguimiento en la que estén representados clínicos de ambos niveles con el fin de crear protocolos de consenso que garanticen una atención lo más ecuánime posible a nuestros pacientes. Parece que la administración no está interesada en favorecer el necesario diálogo entre niveles asistenciales, y, como Sindicato no vamos a permitir este tipo de injerencias.

Hoy, hemos elegido concentrarnos en el Centro de Salud de Palma del Río, uno de los denominados “puntos de difícil cobertura” donde el déficit de profesionales es aún más evidente. Por supuesto, la merma en la calidad asistencial a los pacientes, es un hecho muy grave, pero la frustración profesional de no poder atender a tus pacientes con unos mínimos (tiempo y medios) no es un asunto baladí, mucho menos viendo como las cifras de burnout crecen al mismo ritmo en que se deteriora nuestra Sanidad Pública y nuestra Atención Primaria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here