Empleo vigilará que se cumpla la normativa comercial en el Black Friday cordobés

Estas inspecciones se enmarcan dentro de las campañas específicas para comprobar que se cumplen los requisitos de la normativa comercial

Black Friday 2020.
Foto Laura Martín

El servicio de Comercio de la delegación territorial de la Consejería de Empleo, Empresa y Trabajo Autónomo en Córdoba pondrá en marcha acciones de inspección en el ámbito de la campaña del ‘Black Friday’. Estas actuaciones se incluyen dentro del Plan de Inspección Comercial 2022 puesto en marcha por la Consejería de Empleo y que tiene como objetivos informar a los comerciantes de los requisitos legales implicados en el desempeño de esta actividad, fijar la planificación de las actuaciones necesarias para velar por el cumplimiento de la legislación, y proporcionar al personal de inspección la formación necesaria para el ejercicio de sus funciones.

La responsable territorial ha explicado que estas inspecciones se enmarcan, en concreto, “dentro de las campañas específicas, cuya finalidad es comprobar que se cumplen los requisitos de la normativa comercial. Además de la que va a realizarse en el Black Friday, se han llevado a cabo otras que se han centrado en horarios comerciales, tiendas de conveniencia, ventas en rebajas, ventas en saldos, ventas en liquidación, ferias de oportunidades y comercio electrónico”.

Gálvez ha informado que en la provincia de Córdoba en lo que llevamos de año, “se han desarrollado más de 200 visitas, de las cuales un tercio han sido informativas y el resto de inspección”. Con estas actuaciones, ha continuado la delegada, “se busca mejorar el sector comercial y garantizar el derecho a la información de los consumidores y su defensa, además de evitar prácticas desleales e incumplimientos de la normativa”. Así mismo, ha puntualizado, que las tareas de información y asesoramiento que se realizan fundamentalmente al comercio de proximidad, “dan mayor relevancia a la función de tutela de la Administración frente a la eminentemente sancionadora”.

El plan diferencia entre dos tipos de campañas. Por un lado, una de carácter general y transversal, que está dirigida a informar a los establecimientos sobre la aplicación de la ley reguladora del sector. Se ha centrado en los horarios comerciales y en actividades promocionales de venta. Para ello se entregarán folletos informativos a asociaciones y organizaciones representativas de esta actividad económica para su distribución entre sus empresas asociadas, y se utiliza como soporte de esta labor de asesoramiento la página web de la propia Consejería.

Principales incumplimientos

En lo que respecta a las rebajas, los principales incumplimientos detectados están relacionados con la ausencia del precio rebajado junto al precio habitual o la falta de concreción de las fechas de inicio y final de las ventas en este periodo. Igualmente, desde los servicios de inspección de la Junta se ha detectado que los comercios infractores no tenían debidamente separados e identificados los productos rebajados, carecían de horario de apertura y cierre, no publicitaban correctamente el precio por unidad o no contaban con hojas de reclamaciones. También se suele observar la puesta en rebajas de artículos que no habían estado a la venta con un mes de antelación.

En materia de ventas de saldos, las infracciones identificadas tienen que ver con no separar debidamente los productos de saldo de los que no lo son y con no indicar el inicio el final de las ventas de este tipo.

En cuanto a las liquidaciones, se suelen penalizar a aquellos comercios que venden productos afectados por alguna causa que reduce su valor (tara o temporada anterior), que no comunican la liquidación a la Consejería o que no cumplen con lo previsto en la normativa.

Las sanciones también se imponen por superar el horario semanal de apertura de 90 horas, por abrir en domingo o festivo no autorizados, por comprar productos para la venta de saldos o por no exponer los productos rebajados previamente.