Epremasa y Ecoembes ponen en marcha una campaña para concienciar sobre el uso del contenedor amarillo

A través de varias actividades, se informará a los vecinos sobre la importancia que tiene la correcta separación de residuos en sus hogares

0
El presidente de Epremasa, Francisco Palomares

El municipio de Villafranca de Córdoba ha acogido este viernes la presentación de la campaña ‘Los pueblos de Córdoba piensan con los pulmones’, una actividad impulsada por la Empresa Provincial de Residuos y Medio Ambiente de la Diputación (Epremasa) y por Ecoembes que llegará a 14 municipios del Alto Guadalquivir y la Subbética para fomentar el reciclaje de envases en el contenedor amarillo.

El presidente del organismo provincial, Francisco Palomares, que ha dado a conocer los detalles de la iniciativa junto al gerente de Ecoembes en Andalucía, Antonio López, ha insistido en que «la idea es informar de primera mano y de una manera lúdica y amena para que realicen una correcta separación selectiva de residuos y un correcto uso de los contenedores amarillos que tienen a su disposición. Según Palomares, «se llevará a cabo durante las semanas del mes de junio y julio en los mercadillos semanales, algunos mercados de abastos y en determinados espacios públicos que se convertirán en el escenario de varias actuaciones de marketing de calle para concienciar a los vecinos y vecinas de cuáles son los residuos correctos e incorrectos del contenedor amarillo».

A través de varias actividades, ha destacado el presidente de Epremasa, «se informará a los vecinos sobre la importancia que tiene la correcta separación de residuos en sus hogares, poniendo el foco en los envases del contenedor amarillo (latas, bricks y envases de plástico), sin olvidar tampoco los envases de cartón y papel del contenedor azul».

La campaña visitará los municipios de Adamuz, Benamejí, Bujalance, Cañete de las Torres, El Carpio, Encinas Reales, Iznájar, Lucena, Montoro, Palenciana, Pedro Abad, Rute, Villa del Río y Villafranca de Córdoba.

En cuanto a las acciones previstas, habrá un estand informativo con educadores medioambientales que interactuarán con los vecinos para conocer sus hábitos de consumo doméstico o cómo gestionan sus residuos, entre otros. Además, se les resolverán todas las dudas que tengan participando en un sencillo juego con el que podrán obtener premios.

Del mismo modo, se pondrá en escena un teatro de calle de temática medioambiental dirigido a familias y al público infantil titulado Erika, la coleccionista de sonrisas. Según Palomares, «con él pretendemos sensibilizar a todos los públicos sobre la importancia del reciclaje de envases para una conservación directa de nuestro entorno y de nuestro medio ambiente presente y futuro».

Durante el 2020, y a pesar de la pandemia, cada andaluz depositó 13,8 kilos de residuos –un 7,5 por ciento más respecto al año anterior– en los 51.361 contenedores amarillos destinados a los envases domésticos de plástico, metal y brick que los andaluces tienen a su disposición. Una cantidad que, durante los últimos cinco años, se ha incrementado un 36% y que refleja el creciente compromiso ciudadano con el reciclaje de estos envases.

En cuanto al reciclaje a través del contenedor azul, se mantuvo en las mismas cifras que el año anterior ya que cada andaluz depositó 13,2 kilos de papel y cartón en los 34.133 contenedores azules que hay situados en la vía pública. Una cifra que, durante los últimos cinco años, ha aumentado un 20 por ciento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here