Experto alerta de que un mal control de la diabetes puede causar complicaciones graves como infartos e insuficiencia renal

La enfermedad afecta al 10,5% de la población mundial, llegando en Andalucía al 14% y en Córdoba 15%

0
Quirónsalud

Las personas con diabetes mal controlada corren el riesgo de sufrir complicaciones graves “y potencialmente mortales como infarto cardiaco, accidentes cerebrovasculares, pérdida de visión por daño en la retina, insuficiencia renal o afectación grave de las extremidades inferiores, conocida como pie diabético, complicaciones que se pueden prevenir o retrasar mediante un diagnóstico temprano de la enfermedad y un mejor control de la misma”, según ha indicado el jefe de servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Quirónsalud Córdoba, Rafael Palomares.

El doctor Palomares ha recordado, con motivo del Día Mundial de la Diabetes, que se celebra el próximo domingo y cuyo lema de este año es “El acceso a los cuidados de la diabetes”, que uno de cada dos adultos con diabetes tipo 2 permanece sin diagnosticar, lo que implica un mayor riesgo de complicaciones de la enfermedad.

La diabetes afecta al 10,5% de la población mundial, llegando en Andalucía al 14% y en Córdoba al 15%. Además, se prevé que en el año 2045 uno de cada 8 adultos vivirá con diabetes, el aumento del número de personas con esta enfermedad, sobre todo de tipo 2, se debe a un conjunto de factores socio económicos, ambientales y genéticos, siendo los más importantes el aumento del sobrepeso y obesidad, y el envejecimiento de la población.

El especialista ha destacado que las personas con diabetes necesitan atención y apoyo continuo para controlar su enfermedad y evitar complicaciones. Así, estos pacientes deben llevar una dieta saludable y realizar actividad física que previene la enfermedad y ayuda a su control cuando ya está diagnosticada, y realizar un exhaustivo autocontrol, ya que la monitorización de la glucosa en sangre es un componente fundamental del cuidado de la diabetes, especialmente en personas tratadas con insulina.

Asimismo, el acceso a la educación en diabetes y el apoyo psicológico son “muy importantes para que todo lo anterior pueda ser aplicado correctamente por las personas que padecen dicha enfermedad”, ha destacado el doctor Palomares.

El tratamiento con insulina, descubierta hace cien años, sigue siendo hoy día imprescindible para la vida en todas las personas con diabetes tipo 1 y también puede ser parte del tratamiento de la diabetes tipo 2 (que supone el 90% de las personas con esta enfermedad), especialmente cuando ha transcurrido mucho tiempo desde su diagnóstico y las modificaciones del estilo de vida y otros medicamentos ya no son eficaces.

Diagnóstico y tratamiento

El especialista ha insistido en que la actividad física regular, una buena alimentación y hábitos de vida saludables pueden prevenir esta enfermedad hasta en un 70% de los casos. La diabetes tipo 1 se produce porque el páncreas deja de segregar insulina, sin causa bien conocida, aunque mediante un mecanismo inmunológico que destruye las células encargadas de fabricarla. Como consecuencia de ello el niño o adolescente comienza a comer y beber mucho y a perder peso, pudiendo llegar a presentarse un coma diabético. Distinto es el caso de la diabetes tipo 2, en la que se produce una resistencia de los tejidos a la acción de la insulina. Este tipo de diabetes es más frecuente en adultos aunque también puede presentarse en niños con obesidad, y la mayoría de las veces ocurre como consecuencia de una mala alimentación unida al sedentarismo.

En muchas ocasiones la diabetes tipo 2 es asintomática, por lo que hay que pensar en los factores de riesgo para desarrollarla como son el sobrepeso u obesidad, la edad avanzada, la inactividad física, los antecedentes familiares de diabetes tipo 2, y los antecedentes personales de diabetes gestacionales, entre otros.

En el caso de los niños, el tipo de diabetes más frecuente es el tipo 1, se trata del proceso endocrinológico más frecuente en edad pediátrica, de la que en la provincia de Córdoba se diagnostican unos 30 casos nuevos cada año. El Hospital Quirónsalud Córdoba cuenta con una Unidad de Diabetes Infantil, dentro del servicio de Pediatría, que tiene por objeto el control y seguimiento del niño diabético.

El jefe de la Unidad de Diabetes Infantil, Joaquín Gómez Vázquez, ha explicado que la diabetes infantil es la endocrinopatía más frecuente en la infancia, no existiendo grandes diferencias por sexos hasta la pubertad, donde suele predominar en varones. “Es importantísimo el buen control y seguimiento para poder prevenir la aparición de las complicaciones agudas y crónicas, para lo cual contamos con insulina, dieta adecuada, ejercicio y, no menos importante, la educación diabetológica que en el caso de los niños es fundamental”, ha destacado el especialista.

Asimismo, es fundamental prevenir el sobrepeso para prevenir la aparición de la diabetes tipo 2, que ha aumentado su incidencia debido a la disminución de la actividad física y a una dieta poco saludable. En la actualidad, la educación nutricional que se realiza en los colegios será “muy beneficiosa para crearles buenos hábitos y prevenir enfermedades”, según ha señalado el doctor Gómez Vázquez. Los doctores Palomares y Gómez Vázquez han mantenido una reunión con la presidenta de la Asociación para la Diabetes de Córdoba (Adicor), Claudia Medina, para planificar futuras actividades conjuntas destinadas a concienciar a la población sobre la importancia de esta enfermedad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here