FACUA Córdoba advierte del abandono de la Estación de Autobuses de la capital

Por otro lado, la asociación señala que el punto de información de la estación es prácticamente inexistente

Estación de autobuses de la capital
Foto: FACUA

FACUA Córdoba se ha dirigido a la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía para denunciar el estado de abandono en el que se encuentra actualmente la Estación de Autobuses de Córdoba.

La asociación advierte de la falta de mantenimiento de las instalaciones, con servicios cerrados por falta de personal o iluminación interior pésima, además del hecho de que el servicio de Facturación se cerró debido a la pandemia de Covid-19 y aún no ha vuelto a abrirse, funcionando únicamente las consignas automáticas pese a que debe existir una opción manual para equipajes grandes.

Además, el hecho de que el servicio de limpieza que trabaja para la estación se encuentre actualmente en ERTE parcial está provocando, entre otras cosas, que los baños públicos se encuentren cerrados en parte, mientras que aquellos que siguen abiertos se encuentran en muy mal estado de mantenimiento.

Deficiente información a los usuarios

Por otro lado, FACUA Córdoba señala que el punto de información de la estación es prácticamente inexistente. Pese a que el Pliego de Prescripciones Técnicas de la estación recoge en su apartado A.1-3.C que «el kiosko de información deberá estar atendido por una persona formada durante todas las horas que la estación esté prestando servicio al usuario«, lo cierto es que no existe un punto que dé una adecuada información a los usuarios.

Esto está incidiendo de forma especialmente negativa debido a que al existir obras en las dársenas de la estación, los autobuses cambian de horario y frecuencia con más asiduidad de la habitual.

Falta de seguridad y vigilancia

En el análisis que ha realizado FACUA Córdoba sobre las condiciones de las instalaciones se recoge además la situación de las cámaras de seguridad: sólo permanecen en funcionamiento las pertenecientes a la zona de las dársenas.

Esta carencia de seguridad, recalca la asociación, se incrementa debido a la ausencia de vigilantes de seguridad debidamente cualificados y motorizados en la zona de párking, pese a que el punto 12 del Pliegue de Condiciones Técnicas obliga a ello, encontrándose el lugar totalmente desprotegido.

Inacción de la Junta

FACUA Córdoba critica la inacción de la Junta de Andalucía, que lleva años sin promover un Pliego de Condiciones Técnicas para la nueva adjudicación de la estación, que se produjo en el año 2019, aunque esta concesión actual pueda prorrogarse hasta cinco años más -con dos prórrogas de dos años y una más de un año-, como así establece el apartado 4 del actual Pliego de Cláusulas Administrativas Particulares.

La asociación no entendería que la Administración pusiera como pretexto del mal estado de la estación la existencia de obras en el recinto, ya que estas sólo afectan a la zona de dársenas, mientras que el abandono y la falta de mantenimiento se está produciendo en todo el edificio. Tampoco podría utilizar como excusa la baja utilización de las instalaciones, ya que actualmente los servicios provinciales de autobuses se encuentran prácticamente al 100% de su operatividad.

Obligación de presentar informes trimestrales

La asociación considera alarmante que la Dirección General de Movilidad de la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio no haya detectado estas deficiencias o, al menos, no se haya pronunciado sobre el asunto tomando las medidas necesarias.

FACUA Córdoba recuerda que la normativa obliga a la concesionaria a presentar un informe trimestral, desde la fecha del contrato y durante toda su duración, donde se contemplen las actuaciones de conservación y mantenimiento realizadas durante el periodo correspondiente.

Resulta extraño, señala la asociación, que la Administración no haya detectado las irregularidades detectadas por la asociación, teniendo en cuenta que muchas de ellas vienen siendo denunciadas desde el año 2016 hasta en tres ocasiones.

Por último, FACUA Córdoba lamenta la inacción de la Inspección de Transportes -adscrita a la Consejería-, que está permitiendo la vulneración de los derechos de los usuarios de la estación al no garantizar que la empresa concesionaria cumpla con sus obligaciones (información, higiene, mantenimiento, seguridad, etc.) y no sancionarla conforme a la normativa vigente al detectar una vulneración de la misma.