Anoche, Córdoba se recogió más espectacular que nunca, con más brillo, más revolucionaria y más rubia. Con el cartel de sold out, el glam del pop de Fangoria y las Nancys Rubias llenó las gradas del teatro de la Axerquía en la capital. Era el concierto que el público estaba esperando desde hace tiempo y, sin duda, dieron la nota. Un show frenético de tres horas que recaló un momentismo absoluto con canciones como Espectacular o Pelucas que hicieron a los miles de espectadores levantarse y no parar un segundo de bailar y cantar junto al dúo de fantasía, Alaska y Mario Vaquerizo.

Al inicio, Alaska se dirigía al público diciendo que «hacía mucho que no estábamos en Córdoba, que ganas teníamos de volver a un sitio tan bonito». Sobre todo, «donde os tenemos tan cerca, así da gusto». Canciones de los principios de Fangoria y temas de sus últimos discos, todos ellos, singles con los que han crecido todos los cordobeses.

Por su parte, la Nancy Anoréxica (Vaquerizo) acompañado de sus tres amigas rubias, la Nancy O (Marta), la Reagan (Miguel) y la mítica Nancy Travesti (Juanpe) pusieron a bailar al público desde el principio del espectáculo con su versión del tema «me duele el corazón de quererte tanto» y otras como Yo sí bailo.

Alaska ‘VS’ Mario Vaquerizo, los cordobeses escogen

Si preguntamos a los cordobeses ¿eres más de Alaska o de Mario Vaquerizo?, Paqui lo tiene muy claro: «Desde chica sigo a Alaska, se nota ¿no?». Esta cordobesa vestida de punk y con una peluca roja pasión cuenta que «Alaska es pata negra, la esencia haga lo que haga». Recuerda cuando comenzó en La bola de cristal, «el look punk, el rapado, las rastas, los colores, las uñas…» todo ello hizo que la cantante de Fangoria «fue la primera que representaba a esa tribu, me impactó mucho aquello«.

«Alaska es pata negra, la esencia haga lo que haga»

«Donde vaya, allí estamos», asegura. No obstante, aclara que prefiere a Alaska como cantante, pero como artista, Mario. Respecto a Vaquerizo, «lo veo completísimo, me da mucho morbo, me encanta en todos los sentidos».

A pesar del atractivo arrollador de Vaquerizo, Paqui asegura su preferencia por la artista pop. Alaska «fue rompedora en su momento, había poco color y mucha monotonía en aquella España. Ella abrió una puerta», dictamina.

Por su parte, dos jóvenes amigas, Irene y Vicky, cuentan que conocieron a Mario a través de Alaska, él «da espectáculo, es súper guay«. Sin embargo, dan la victoria al grupo Fangoria porque «nos encanta, fue una revolución en su época, es reivindicativa, es el tecno-pop«.

«Mario es súper ‘guay’, pero Alaska fue una revolución en su época, es reivindicativa»

Inculcando la cultura pop desde pequeños

Por el momento hay una cosa clara, la artista internacional no pasa de moda. Una pareja, Antonio y Mari Carmen, no han dudado en llevar a su hijo pequeño, Daniel, al concierto. Antonio cuenta que sigue a Alaska «de toda la vida. Ahora, le inculco la cultura pop a mi hijo».

¿Sus canciones favoritas? A quién le importa y Espectacular. Asegura que «no pasan de moda, son míticas». Aunque su hijo es pequeño aún, ya se considera «fan». Daniel añade No más dramas como canciones preferidas de la familia.

La pareja recuerda los inicios de Alaska. «Era muy transgresora, era lo más». Sobre su música opina que empezó con «canciones que en España no era lo normal, el estilismo… Fue un boom, lo recordamos como un gran cambio en la sociedad».

«Fue un ‘boom’, lo recordamos como un gran cambio en la sociedad»

Alaska ha transgredido en la sociedad y las libertades a través de Fangoria. Su estilismo, las letras de sus canciones… Es intachable lo que supone la artista para el público. No obstante, aunque parezca que en el duelo Alaska VS Mario ganaría ella, han conquistado los corazones como un dúo, el glam pop de ambos. Sería inimaginable pensar en Alaska sin Mario y Mario sin Alaska.

Juanpe, la 'Nancy Travesti', en Córdoba
Juanpe, la ‘Nancy Travesti’, en Córdoba

La ‘Nancy Anoréxica’ y sus amigas rubias son fantasía

Las Nancys Rubias desprenden fantasía, energía en estado puro y no hubo un segundo en el que los cordobeses no cantaran todas las canciones y se animaran a bailar al ritmo de la Nancy Anoréxica y sus tres amigas nancys.

Javier Sánchez