Restaurantes de Córdoba que preparan sus platos para que te los comas a pie de piscina

Regadera, Casa Pepe de la Judería o Cocina 33 disponen de servicio a domicilio

0

REDACCIÓN-INSITU DIARIO

Sin duda el gran plan de este verano, más allá de la playa está siendo la piscina, ya sea en un destino vacacional o en el propio hogar. Pero sea como sea, es tiempo de descansar y ¿por qué no? de comer como en los mejores restaurantes de Córdoba sin sacar un pie de casa. Con una simple llamada o accediendo a una sencilla plataforma online, pueden llevarnos a pie de piscina desde la comida más tradicional a la más vanguardista del panorama local, ya sea a través de servicio a domicilio o recogida en local.

Regadera (Ronda de Isasa, 10) es uno de los restaurantes que mejor reinterpreta la tradición culinaria de la tierra desde una mirada internacional propia del barrio en que está ubicado, La Ribera. El chef Adrián Caballero te hace llegar a casa unas albóndigas de cordero lechal, cuscús de verduras y consomé al Ras el Hanout para chuparse los dedos. También resulta una autentica delicia el steak tartar de vaca gallega con holandesa de su grasa y salta tártara hecha al momento. El puntalette con boletus y pato confitado. Champiñón y cebollino es el best seller de la casa y también está incluido en la carta a domicilio. ¡Más que recomendable es probar algunos de sus postres! ¿Qué tal la tarta cremosa de Queso Tormentoso Calaveruela con melocotón y lavanda?

Su vecino David Carrillo, de Cocina 33 (Paseo de la Ribera, 24), fue de los primeros en subirse al carro de la restauración con servicio a domicilio en plena desescalada. Arriesgado también en sus planteamientos, se las ha ingeniado para que lleguen en perfecto estado de revista muchas de sus especialidades como los Noodles Hot Chicken, salmorejo de remolacha o Samosas 33. Su entraña de ternera asada es perfecta para una jornada de piscineo, al igual que sus explosivas ensaladas, tatakis y tartares variados.

Más clásico es el estilo de Antonio López, en Tellus, uno de los restaurantes más conocidos de María La Judía (a la altura del número 1). Después de hacer unos largos en la piscina, sus croquetas semilíquidas de jamón ibérico entran solas y su ensaladilla de gambas ¡no digamos!

Si preferimos algo caliente, el arroz meloso de choco y carabineros hará posible que no extrañemos la playa, al igual que su merluza en salsa verde.

¡NOTA MENTAL! Dejar siempre apetito para probar su torrija caramelizada y acompañada de sorbete de coco, que es espectacular al margen de la época del año en que se pida.

Otro de los decanos de la ciudad es Casa Pepe de la Judería (Calle Romero, 1). Su cocina es tradicional en el mejor sentido de la palabra. Y ya sea verano o invierno hace falta valor para no hincarles el diente a sus berenjenas abuñueladas, el rabo de toro estofado con patatas y la paletilla de cochinillo a baja temperatura.

De la misma manera, trabajan con mimo el atún rojo de Barbate. Bien en forma de tartar o bien encebollado si se trata del tarantelo.

Los más disfrutones de la casa pueden recrearse tras un buen chapuzón con alguno de sus completos bocadillos: pepito de pluma de bellota, pimientos y queso; hamburguesa de ternera, rúcula, camembert y salsa especial; o para los más modernos el wrap de pollo rúcula, salsa de yogourt y cebolla crujiente

En el extremo opuesto está Sibuya Urban Sushi Bar (Gran Capitán, 37) puro exotismo con un toque occidental. Niguiris, sushi, ensaladas, baos, noodles, makis… Cocina japonesa renovada y con un punto de sofisticación. Elaboraciones tanto frías como calientes para rendir un sabroso homenaje a los sentidos. ¿Lo mejor? Sus combos y sus rolls ¡Y hasta aquí podemos leer porque al borde de la piscina todo sabe mejor!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here
Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.